Una declaración de derechos para no-humanos

0
7

(Aeronoticias).- Proponer que las ballenas -mencionando una especie- tienen derechos, debido a la conciencia que tiene de sí mismo y su alto grado nivel de inteligencia, pueda parecer controversial. Para Lori Marino, doctor en neurociencia y etología de la Universidad Emory, esta lógica sí tiene sentido.

Según Marino, se debe observar a la familia de los cetáceos -ballenas, delfines, entre otros-. Sus cerebros tienen una célula nerviosa muy particular, llamado neuronas en huso –spindle neuron en inglés-, y que se le ha descubierto relación con funciones cognitivas como el razonamiento abstracto.

Otra particularidad en estos animales es la complejidad en su cultura, ya sea en la manera en que cazan, su repertorio de sonidos y las herramientas que puedan usar. El ejemplo más grande es la auto-conciencia demostrada en un espejo: las personas, al ver nuestro reflejo, sabemos que somos nosotros, y no otro más. Un truco resuelto fácilmente por los cetáceos, los primates y los elefantes, pero no por otras especies.

Para Chris Butler-Stroud, de la Sociedad de Conservación de Ballenas y Delfines, el lenguaje indica mucho acerca de cómo tratamos a los seres. Por ejemplo, el término producto stock, en inglés- al ser usada en estos cetáceos nos refieren a bienes, mientras que población tiene connotaciones de trato humano.

Con información de Economist.

Delfin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here