Una vida de lujos: Un Banco de Australia volvió magnate a un cantinero sin saberlo

0
66

(Aeronoticias).- El joven de 29 años descubrió una falla en el Banco Nacional de Australia que le permitió tener acceso a dinero cuando quiso y en la cantidad que quiso.

 

En Australia, un cantinero vivió como todo un magnate y millonario gracias a una falla en el sistema de cajeros automáticos de su banco.

 

Dan Saunders experimentó una vida de ricos por cuatro meses y medio desde febrero de 2011. Prostitutas de lujo, aviones privados, restaurantes exclusivos y en casinos, eran solo algunos de los servicios que tenía a su disposición.

¿Cómo así? El hombre de 29 años descubrió una falla en el Banco Nacional de Australia (NAB) que le permitió tener acceso a dinero cuando quiso y en la cantidad que deseó.

¿Cómo fue la manera en que se volvió millonario?

El hombre se dio cuenta que solo tenía 3 dólares en su cuenta por lo que transfirió 200 dólares australianos desde su tarjeta de crédito.

La pantalla mostró que la transacción se había cancelado, pero, en realidad, el dinero si se había pasado a su cuenta bancaria.

Esa misma noche, el cantinero que ganaba 700 dólares a la semana decidió ver si el truco funcionaba otra vez.

Cuando intentó ver el saldo de su cuenta, el sistema le indicó que no estaba disponible, así que transfirió nuevamente 200 dólares desde su tarjeta de crédito. Cuando vio que funcionó, hizo una transferencia por un total de 2 mil dólares, el límite de su tarjeta.

Debido a que los cajeros automáticos se desconectaban por cierto tiempo del día, las personas podían transferir dinero, pero no obtener un saldo de sus cuentas, así que el dinero era retirado pero no era registrado en el sistema ni cargado a la tarjeta de crédito.

Siguiendo la misma mecánica, el hombre ya había transferido 20 mil dólares a su cuenta bancaria un par de semanas después.

Se encuentra prófugo

En junio de ese año decidió acabar con su modus operandi y se comunicó con el banco. La entidad ya había comenzado una investigación.

Tres años después, Saunders descubrió que el banco no había presentado cargos en su contra.

No fue hasta la semana pasada que finalmente la policía australiana dictó una orden de arresto. El hombre hasta la fecha sigue prófugo.

 

Fuente: Peru.com

Foto: images.smh.com.au

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here