Venezuela reducirá embajada de EE.UU. y pedirá visa a los turistas

0
44

(Aeronoticias) El presidente Nicolás Maduro, enfrentando las críticas del gobierno Obama por los supuestos abusos de derechos humanos, anunció medidas que reducirían drásticamente el personal en la embajada de Estados Unidos y requerirá visas para los estadounidenses que visiten el país.

Dirigiéndose a una multitud en lo que él llamó la Gran Marcha Anti-Imperialista, Maduro dijo que tomará medidas para reducir el tamaño de la embajada estadounidense, posiblemente a apenas 17 funcionarios. Agregó que los funcionarios de ese país que deseen llevar a cabo reuniones en Venezuela tendrán que recibir permiso de su gobierno, que frecuentemente ha acusado a EE.UU. de tratar de desestabilizar al gobierno.

“Se acabaron las reuniones conspirativas de estos funcionarios”, dijo Maduro entre vítores. “Cada reunión debe ser aprobada”.

Agregó que los estadounidenses, que actualmente pueden visitar sin visa, necesitarán obtener una antes de viajar a Venezuela y se les cobrará lo mismo que pagan los venezolanos por una visa estadounidense: US$160. Maduro también dijo que está creando una lista de funcionarios estadounidenses antiguos y actuales que según él son culpables de terrorismo contra Siria e Irak y a los cuales prohibirá la entrada a Venezuela. El grupo incluye al expresidente George W. Bush, el ex vicepresidente Dick Cheney y George Tenet, ex director de la CIA.

“¡No podrán entrar en Venezuela por terroristas. Fuera de Venezuela, terroristas!”.

Maduro dijo que las medidas están diseñadas para “regular la agresión imperialista”, pero no ofreció detalles. Un funcionario de la embajada estadounidense dijo que no podía hacer comentarios sobre los planes de Maduro y dijo que las autoridades esperan una nota diplomática oficial del gobierno venezolano. Llamadas al Departamento de Estado no fueron contestadas en la noche del sábado.

Los comentarios de Maduro se presentan en momentos en que su gobierno enfrenta una seria crisis económica y social, con una recesión que se profundiza cada vez más y en medio de críticas por sus abusos de derechos humanos y políticas que han llevado a la escasez de productos básicos. El miércoles en Washington, el secretario de Estado John Kerry dijo que el gobierno de maduro “sigue moviéndose en la dirección equivocada y tomando las decisiones equivocadas”.

Mientras Maduro hablaba en Caracas, miles de manifestantes antigubernamentales salieron a las calles de San Cristóbal para pedir justicia por la muerte de un joven de 14 años, asesinado el martes en una manifestación.

“Estoy aquí por la muerte de ese niño”, dijo Gerson Solano, de 44 años, un vendedor mayorista de alimentos que marchó junto a otras personas vestido de blanco, para demostrar la naturaleza pacífica de la marcha. “Estoy aquí porque no podemos encontrar productos básicos en los supermercados. Estoy aquí porque estoy harto”.

En San Cristóbal, que tradicionalmente ha sido un epicentro de actividades antigubernamentales, los manifestantes ondearon pancartas y tocaron tambores mientras gritaban. “Este gobierno va a caer”. Las fuerzas de seguridad del estado se mantuvieron al margen. Las pocas tropas que se presentaron fueron recibidas con gritos de “asesinos, asesinos” por los manifestantes.

Llamadas que buscaban comentarios de los funcionarios estatales y nacionales con sede en el estado de Táchira no fueron devueltas inmediatamente. La Guardia Nacional, acusada de disparar balas de goma a los manifestantes, tampoco respondió solicitudes de comentario.

Fuente: http://lat.wsj.com/articles/SB11235758984163043989104580492120024072724?tesla=y

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here