Vocación de Servicio

0
6

(Aeronoticias).- Nosotros servimos, y ¿voluntariamente practicamos esa valor o cualidad humana?

Cada  uno de nosotros debe buscar ser  bondadoso  y de espíritu amplio.  Considerar que la  persona que practica una sincera actitud de servicio ha superado barreras personales y sociales que por lo general parecen infranqueables, tales como: la pereza y la comodidad.

Practicar los mandamientos especialmente “Amaras a Dios sobre todas las cosas y al prójimo  como a ti mismo “

Desde muy pequeña desarrollé en mi vida esta vocación de servicio. El mejor ejemplo fue mi madre  una mujer muy buena, servicial  y siempre con el deseo  de ayudar a los demás en lo que ella podía. Recuerdo que mi papá, policía  trabajaba  en Cerro de Pasco, cuando regresaba nos traía  bastante carne y mantequilla. Ella repartía siempre una parte para a sus vecinas.

Desde pequeña supe valorar  esa actitud de desprendimiento y generosidad de mi madre  a pesar que ella también necesitaba. Mi vocación se orientó con su ejemplo.

Agradezco a Dios que me da la oportunidad de servirlo en las campañas  por navidad  “ Ayuda  y comparte en el colegio Claretiano”,  en la parroquia San Miguel Arcangel, como  catequista de Confirmación  del Colegio Claretiano, pertenezco a la Comunidad de Colores San Miguel Arcángel  etc. etc.

Mi vocación es ser misionera. Es mi deseo que Dios me llame a servir, que me lleve donde los hombres necesiten mis ganas de vivir.

Para la realización de este valor debemos tener rectitud de intención, respetar la dignidad de la vida humana y ser solidarios con nosotros y  con nuestros semejantes.

Servir es, entonces, darse de corazón, con buen humor, comprensión y mucho amor dignificando la propia vida y la de quienes se benefician de nuestros servicios.

Servir, es dar con amor lo mejor de nosotros mismos tan sinceramente como nos sea posible. Este es uno de los valores que debemos cultivar. Como dice el escritor Nestor Alvarez en su libro  “El sembrador de valores”:  “Todo acto perfecto en la vida debe estar revestido de amor. El amor es el bálsamo necesario para mantener la vida…el amor tiene su fuente en Dios, que lo alimenta, lo nutre. Él lo reparte a cada ser humano para que éste lo cuide, alimente y lo abone… el amor está en todo nuestro ser, fluye en la sangre, en nuestro espíritu. Es una fuerza, una energía que vi

Como dice la canción “Qué lindo es tener para dar. Dar alegría y felicidad darse uno mismo, eso es amar”

Vocación de Servicio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here