Volatilidad financiera e impuestos impiden baja de tarifas aéreas

0
38

(Aeronoticias) A pesar del bajo precio del petróleo a nivel mundial, varios factores como la inestabilidad financiera o los impuestos de cada país suponen una barrera para que las aerolíneas disminuyan las tarifas a sus pasajeros, señalaron varios representantes de firmas aéreas.

“Vivimos situaciones de altísima volatilidad financiera que nadie hubiera imaginado, y a contracambio ha habido una apreciación de los costos, sobre todo del dólar”, explicó José Luis Garza, director General de Interjet.

Asimismo, Garza explicó que la depreciación del peso mexicano frente al dólar –ayer 16 de febrero el tipo de cambio fue de 1 dólar por 14.92 pesos- influye en una industria “intensiva en capital” como la aérea, donde muchos activos, como aviones o sistemas, están vinculados al dólar.

“El precio del combustible lo pagamos en pesos pero está reflejado a precio internacional en dólares, por lo que no todo es baja de costos en la industria aeronáutica actual”, recordó.

El precio del barril WTI se situó ayer en 52.78 dólares, mientras que el de Mezcla Mexicana (MME) rondaba los 50 y el de Brent, de referencia en Europa, se ubicó en 57.

En este sentido, apuntó que, de mantenerse las condiciones actuales a largo plazo “seguramente” habría una disminución de tarifas.

En todo caso, señaló que las aerolíneas buscan, ante todo, estabilidad de precios para poder proyectar sus inversiones.

Andrés Conesa, director General de Aeroméxico, sostuvo una opinión similar en cuanto a la baja de tarifas por el precio del petróleo.

Según dijo a los medios de comunicación en un evento el diciembre pasado, “hay señales encontradas en la economía” y el tipo de cambio influye en la toma de decisiones de la compañía.

En 2015 la volatilidad del precio del petróleo va a seguir. Sólo en un escenario en el cual el petróleo se quede a estos niveles por años se traducirá en mayor capacidad de asientos y menores tarifas”, advirtió.

En este aspecto, Alfonso Sarabia, director General de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), entidad que administra una red de 60 estaciones de combustibles y un punto de suministro en México, explicó que las aerolíneas deben encontrar una “balanza” entre el bajo precio de la bioturbosina y la paridad peso/dólar.

En su caso, esperan poder bajar el precio del combustible que ofrecen, pero para ello deben esperar que Pemex, su suministrador, les baje también el costo.

Por último, se da una situación parecida en aerolíneas internacionales como la alemana Lufthansa.

Entrevistado por T21, el director General de México y Centroamérica de la aerolínea Lufthansa, Dirk van Nieuwkerk apuntó que, en el contexto actual, las tarifas se forman, sobre todo, a través de la demanda y la capacidad de oferta.

Además de ello, éstas tienen en cuenta el factor combustible. Pero en los últimos años, cuando el precio del barril Brent superaba los 100 dólares, los pasajeros de la aerolínea pagaron 3.6% menos por cada boleto en promedio a pesar de presión en dicho rubro, identificó el representante.

Aunado a ello, se debe tener en cuenta los impuestos añadidos y el hecho que el euro se muestra débil frente al dólar: “En Lufthansa tenemos que pagar más euros –ayer el cambio era de 1.13 dólares por euro- para comprar dólares, que es la moneda utilizada para el queroseno”.

A modo de conclusión, van Nieuwkerk recordó que “una repercusión en los precios por la baja del combustible no necesariamente tiene relación proporcionalmente directa” con las tarifas, y que, por ejemplo, las recientes aumentos en las tasas de algunos aeropuertos también han contrarrestado la disminución de otras tasas.

Fuente: http://t21.com.mx/aereo/2015/02/17/volatilidad-financiera-e-impuestos-impiden-baja-tarifas-aereas


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here