Ya van cinco días y no hay rastro del avión desaparecido con 239 personas

0
53

(Aeronoticias). Una mujer escribe un mensaje de esperanza en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

Se rastrea con 42 barcos y 39 aviones un área de casi 100.000 kilómetros cuadrados.

Han pasado ya cinco días desde la desaparición del vuelo MH 370 de las aerolíneas de Malasia y lo único que se sabe es que no se sabe nada: ni dónde puede estar el avión ni qué le ha ocurrido ni cómo ni por qué. Todo parecen ser interrogantes.

La búsqueda del aparato, que cubría la ruta entre los aeropuertos de Kuala Lumpur y Pekín, comenzó al noreste de Malasia, en las aguas fronterizas con Vietnam. Casi una hora después de despegar a las 00:40 del sábado (hora local), allí se perdió el contacto con la cabina cuando estaba volando a unos 11.000 metros de altitud.

«All right, roger that» («De acuerdo, entendido») fueron las últimas palabras del piloto cuando la torre de control de Malasia le comunicó que pasaría a estar bajo la dirección del aeropuerto de Ho Chi Minh al entrar en espacio aéreo vietnamita.

El mensaje, desvelado ayer por la compañía aérea a los familiares de los pasajeros alojados en el Hotel Lido de Pekín, indicaba que todo iba bien en el vuelo, pero minutos después se evaporó del radar.

Ante la sospecha de que el avión hubiera caído al agua, la búsqueda se concentró primero en dicha zona, donde el Golfo de Tailandia se encuentra con el Mar de China Meridional. Pero, a medida que transcurrían los días sin que ningún resto hallado perteneciera al vuelo MH 370, el rastreo se ha ampliado justo al extremo opuesto de la Península Malaya, por donde discurre el Estrecho de Malaca frente a Indonesia.

Según las lecturas de los radares, el avión perdido pudo haberse girado de su ruta en pleno vuelo y cambiado el rumbo sin avisar a la torre de control, como es preceptivo.

Gran despliegue

Poco después de su desaparición, un radar militar detectó a las 2:15 de la madrugada un avión al noroeste de la isla de Penang, en la costa occidental de Malasia y a unos 400 kilómetros de distancia del lugar donde se perdió el contacto.

Aunque algunas informaciones apuntaron al principio que era el Boeing 777-200ER de Malaysia Airlines, el jefe de las Fuerzas Aéreas, Rodzali Daud, lo desmintió ayer al afirmar que «es un aparato no identificado que estamos tratando de comprobar con los expertos».

Con 42 barcos y 39 aviones de una docena de países, la búsqueda se ha extendido ya incluso al sur de la turística isla tailandesa de Phuket y al este de la provincia indonesia de Aceh y de las islas indias de Nicobar. En total, la flotilla internacional está peinando una superficie de 27.000 millas náuticas (93.000 kilómetros cuadrados), tan grande como la comunidad autónoma de Castilla y León.

A la incertidumbre por el paradero del avión se ha sumado la confusión que están provocando las autoridades de Malasia con sus informaciones, en ocasiones contradictorias.

Incertidumbre

Un caos que está agotando la paciencia de China, de donde proceden 153 de los 227 pasajeros, y de Vietnam, que ha ordenado también la búsqueda por tierra en sus junglas hasta la frontera con Laos y Camboya, al norte del país.

Como los pilotos deben avisar en caso de desviarse de su ruta, el supuesto giro del avión añade aún más incertidumbre a este misterioso caso y abre la hipótesis de que pudo haber sufrido un secuestro.

Pero ésta es otra más de las muchas teorías que se han barajado a lo largo de todos estos días plagados de misterio, que van desde el accidente por fallo mecánico hasta el atentado terrorista pasando por fuertes turbulencias e incluso un posible suicidio del piloto.

 

Fuente: www.abc.es

Foto: www.abc.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here