Austria y Lufthansa salvan a Austrian Airlines con 600 millones de euros

0
5

La aerolínea austríaca Austrian Airlines (AUA), que forma parte del consorcio alemán Lufthansa, será rescatada con un paquete de ayudas y garantías bancarias por valor de 600 millones de euros, informó este lunes el Gobierno en Viena.

Según explicó el canciller federal, el conservador Sebastian Kurz, AUA recibirá del Estado 150 millones de euros en ayudas directas y garantías bancarias por valor de 300 millones de euros.

Los restantes 150 millones de euros deberán ser inyectados por Lufthansa, la principal aerolínea europea que acaba de ser rescatada por el Estado alemán a cambio de una participación estatal.

Igual que todas las aerolíneas europeas, AUA se ha visto muy golpeada por la crisis del coronavirus, que paralizó sus operaciones desde mediados de marzo, aunque volverá a volar el 15 de junio.

Kurz explicó que el objetivo de su gobierno es asegurar la continuidad del centro regional de vuelos en el aeropuerto de Viena, que Lufthansa deberá mantener al menos durante los próximos 10 años.

“El acuerdo con Lufthansa prevé que Viena deberá crecer en el futuro en la misma medida que los centros (de vuelos) en Múnich y Fráncfort”, explicó el canciller federal ante la prensa.

“Austria es un país turístico que necesita una aerolínea de referencia. Viena es una ciudad con muchas centrales regionales de empresas internacionales, necesitamos buenas conexiones aéreas”, resumió Kurz, quien destacó además la importancia de mantener la oferta de vuelos de larga distancia desde Viena.

Con este paquete, el gobierno austríaco pretende salvar la mayor parte de los 7.000 puestos de trabajo de AUA.

Además, el Gobierno austríaco anunció hoy una serie de medidas medioambientales y sociales para el sector.

La medida estrella es un precio mínimo por tramo de vuelo que no debe ser nunca inferior a los 40 euros, incluyendo la tarifa, las tasas e impuestos, con el objetivo de evitar “excesos” de las aerolíneas en detrimento del medioambiente y de los empleados.

Además, el gobierno conservador ecologista prohibirá la salida de vuelos desde Austria a destinos que pueden ser alcanzados en tren en menos de tres horas y media.

Y para los vuelos a destinos que se encuentran a menos de 350 kilómetros de distancia el Estado cobrará un tasa especial por tramo y billete de 30 euros.

Mientras tanto, la aerolínea de bajo coste austríaca Laudamotion, que forma parte del consorcio irlandés Ryanair, anunció este lunes que reiniciará sus vuelos a partir del 1 de julio, tras tensas y largas negociaciones con sus empleados.

Ante la falta inicial de un acuerdo, Laudamotion había anunciado el pasado 22 de mayo el cierre de sus operaciones en Viena, aunque al final se llegó a un acuerdo con los sindicatos para reducir los salarios de la plantilla.

También los empleados de AUA deberá aceptar una notable reducción de sus salarios para poder seguir operando.

Fuente: EFE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here