El cambio climático se venga de la industria de la aviación

Las temperaturas récord en el Reino Unido provocan el cierre del aeropuerto de Luton y convierten el transporte ferroviario en un infierno

0
379

(Aeronoticias): LONDRES. Calor para derretirse. La frase, a veces una metáfora, prácticamente no lo es en este caso. Porque, literalmente, el pavimento de la pista del aeropuerto de Luton se ha fundido, o ha quedado muy malogrado por el calor. Tanto, que los vuelos se han tenido que suspender a lo largo de la tarde. A toda la cola de problemas a los que la industria aérea está haciendo frente este verano se ha añadido este, derivado del cambio climático. Parece una venganza. Como también todas las afectaciones que ha sufrido el transporte ferroviario.

El tópico de los ingleses y la conversación sobre el tiempo tiene hoy, 18 de julio del 2022, más sentido que nunca. «Todo el mundo habla pero nadie hace nada», dicen que decía Mark Twain al abordar la cuestión. Y Oscar Wilde, otro clásico de las citas a las que todo el mundo se agarra como a un clavo ardiendo, aseguraba que hablar del tiempo es el último refugio de los faltos de imaginación. ¿Nada más acertado? Al menos hoy no hay que tener nada de imaginación para creer que Hyde Park y el Big Bien están mucho más cerca del desierto del Sáhara que ayer. Pero no tan cerca como lo estarán mañana, cuando el día todavía será más tórrido y los récords se batirán con más determinación. Solo hay que dar un vistazo a los termómetros, a las condiciones ambientales y a los mapas de la Met Office, la agencia de meteorología mañana: las islas aparecen en rojo e Inglaterra especialmente más roja.

Fuente:ara.ca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here