El último problema del 787 supone otro golpe para los objetivos de Boeing

0
154

(Aeronoticias).- El último incidente técnico de un Boeing 787, que ha llevado este jueves a dos aerolíneas japonesas a suspender temporalmente los vuelos de ese avión, ha supuesto un nuevo golpe para este revolucionario modelo, con el que su fabricante espera volver al liderazgo mundial de la aviación civil.

Las aerolíneas ANA y Japan Air decidieron suspender temporalmente los vuelos con el 787 Dreamliner después de que un vuelo de ANA realizara un aterrizaje de emergencia por un problema con una batería que causó olor a humo en la cabina de pilotaje.

Se trata del sexto problema técnico de entidad que ha afectado a unidades del 787 operadas por las aerolíneas japonesas en los últimos diez días.

La compañía aseguró este jueves que la seguridad de los pasajeros es su «máxima prioridad» y se comprometió a colaborar con la Agencia Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos para «buscar respuestas lo más rápido posible», dijo su presidente Jim McNerney, en un comunicado.

McNerney aseguró que la empresa está trabajando «contrarreloj» con los clientes y diversas autoridades regulatorias, así como con la investigación de la FAA.

«Pondremos a su disposición los recursos de Boeing para ayudar», afirmó McNerney, quien lamentó «profundamente» el impacto que las averías han tenido en sus clientes y las «molestias» a los pasajeros de las aerolíneas.

Más información

Hasta ahora, Boeing ha entregado 49 unidades del 787, la mitad de las cuales son operadas precisamente por las dos aerolíneas japonesas que hoy dejaron en tierra esos aviones (17 con ANA y 7 con Japan Air).

Fuente: EFE

El último problema del 787 supone otro golpe para los objetivos de Boeing

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here