Joven se graduó con su madre postrada en cama dos días antes que muera de cáncer

0
4

(Aeronoticias).- Lo más probable es que el sueño de toda madre es que su hijo lo supere en todo. Ver a la persona a quien dio a luz superarse es una meta cumplida para un padre. De eso puede dar fe Darlene Sugg, quien recibió uno de esos momentos inolvidables dos días antes de morir.

La mujer de 47 años, aún con vida, pudo presenciar la graduación de su pequeña Megan Sugg, de 17 años, que pidió trasladar la ceremonia de graduación a su vivienda, en donde su madre se encontraba echada en una cama, moribunda por el cáncer terminal al colon.

Megan pidió a los directores de su escuela que dejen darle una última alegría a su madre, quien no podía acudir a otro lugar que no sea su casa y postrada en una cama.

“Estoy feliz de que mi madre pudo verme, pero fue difícil”, señaló la menor al diario Maryland Gazette.

En noviembre del 2010, la mujer fue diagnosticada con cáncer colorrectal, cuando tenía 44. Si bien ingresó en remisión durante un año, el cáncer llegó a su hígado.

“Me sorprendió que vinieran tan rápido, porque los directores están muy ocupados. Fue solidario y muy lindo”, comentó la joven que sueña con ser modelo.

En tanto, el padre también agradeció el gesto de la escuela y se mostró afortunado que su esposa haya estado presente en un día importante para Megan. “Todos empezaron a llorar. Fue una experiencia emocional muy poderosa”, comentó Steve Sugg.

Dos días después de la ceremonia, Darlene falleció.

Con información de La República.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here