La Audiencia condena a Díaz Ferrán a dos años y dos meses por fraude fiscal

0
107

(Aeronoticias).- El juez central de lo penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, ha condenado al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán y al exconsejero delegado de Air Comet y expresidente de Aerolíneas Argentinas, Antonio Mata, a dos años y dos meses de prisión por delito contra la Hacienda Pública. El magistrado considera a ambos ejecutivos culpables de la defraudación fiscal en el impuesto de sociedades de 2001 por no tributar los créditos obtenidos por valor de 272 millones de dólares que la Sociedad Estatal de Participaciones Preferentes (SEPI) otorgó a Interinvest, matriz de Air Comet, para saldar las deudas que acumulaba la aerolínea argentina.

Además de la pena de prisión, el magistrado condena a los empresarios a una multa de 99,04 millones de euros al decretar el juez la responsabilidad civil subsidiaria de las compañías Air Comet, y las otras dos sociedades también accionistas de la aerolínea española, Transportes de Cercanías y Segetur. La multa es el equivalente a la cantidad defraudada. Junto a ello, los acusados pierden la posibilidad de obtener subvenciones y ayudas públicas, derecho de gozar de incentivos y beneficios fiscales o de seguridad social durante cuatro años y seis meses, así como el derecho a ser elegidos como cargo público durante el tiempo de condena.

La fiscalía solicitaba para el exjefe de la patronal una pena de dos años y cuatro meses de cárcel y al pago de una indemnización de 99,04 millones de euros a Hacienda por eludir el pago del impuesto de sociedades con la adquisición de esta aerolínea de bandera.

El fiscal y el abogado del Estado habían acusado a los socios de la quebrada Air Comet de «ocultar» deliberadamente el incremento patrimonial que supuso este negocio en las cuentas correspondientes al ejercicio de 2001 para «aminorar las consecuencias fiscales». El fiscal Miguel Ángel Carballo consideraba que Díaz Ferrán, Antonio Mata, y su socio, el fallecido Gonzalo Pascual, debían pagar impuestos por los créditos obtenidos por valor de 272 millones de dólares que la Sociedad Estatal de Participaciones Preferentes (SEPI) otorgó a Interinvest, matriz de Air Comet, para saldar las deudas que acumulaba la aerolínea argentina.

Según su informe de conclusiones, en noviembre de 2000, la SEPI se hizo con el 99,2% de las acciones de Interinvest, sociedad domiciliada en Argentina, propietaria, a su vez, del 92% del capital de Aerolíneas Argentinas y del 90% de Austral, compañía aérea doméstica. Ambas arrastraban numerosas pérdidas.

 

Fuente: economía.elpaís

Foto: lasexta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here