Aterriza uno de los aviones más gigantes del mundo en Buenos Aires

0
82

(Aernoticias).- Gigante del aire.

Es un Antonov 124, que puede transportar hasta 150 toneladas. Lo usaron para traer una subestación eléctrica para reforzar el suministro durante el verano en la Ciudad.

Es la primera de las tres que fueron compradas para reforzar el suministro eléctrico para el verano. Y, como las otras, fue fabricada en Portugal, desde donde hubo que traerla. Pero trasladarla no fue fácil: hecha en tres módulos con un total de casi 200 metros de largo y de gran peso, la nueva subestación móvil que Edesur instalará en la Ciudad obligó a contrarar uno de los aviones más grandes del mundo para poder traerla al país. Según comunicó la empresa, se trata de un avión ruso Antonov 124, «único, especial y diseñado para este tipo de operaciones» y considerado uno de los más grandes del mundo, con una capacidad de carga de 150 toneladas.

Esta primera subestación móvil llegó esta tarde y se instalará en Villa Santa Rita, para sumar capacidad de potencia a su red de alta y media tensión y buscar de esa manera una solución a los cortes de luz que afectan a casi 120.000 clientes de ese barrio y de Villa del Parque, Floresta y Villa General Mitre. Se trata, afirmaron, de una inversión de 47 millones de pesos. Estaría en marcha antes de fin de año.

El avión usado para traerla, el Antonov 124,  es el avión más grande construido en serie hasta la llegada del Airbus A380 y solo es suuperado por éste y por su hermano mayor, el Antonov 225. Tiene 68 metros de largo, 73 de envergadura y 20 de alto.

La subestación móvil tiene tres módulos: uno de alta tensión, otro transformador y el último de media tensión. La longitud de cada una de ellas es de casi 30 metros de largo y un peso levemente superior a las 78 toneladas. Por eso, el traslado se hará acompañado por Gendarmería Nacional. Finalmente, se instalará en los próximos días en la que ya funciona en Juan Agustín García al 3000.

Por otra parte, se prevé que las otras dos subestaciones móviles que también llegarán desde Portugal arriben al país el 9 y 16 de diciembre. En esos casos, una irá a a la subestación Liniers y la otra a la de Azcuénaga, «completando una inversión de 143 millones de pesos en este tipo de equipamiento», según la empresa.

Esta acción se enmarca en un plan de obras que implicará una inversión de 1.800 millones de pesos financiados por el Gobierno nacional y que incluirá la puesta en servicio de una nueva subestación en la calle Perez Galdós, que permitirá, según previsiones, «mejorar la calidad del servicio a más de 2.500.000 clientes en toda su área de concesión».

 

Fuente: Clarin

Foto: Clarin

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here