El CAL cumple 209 años de historia en el Perú

0
263

(Aeronoticias).- El Ilustre Colegio de Abogados de Lima cumplirá el 31 de julio del 2013 dos cientos nueve años de historia desde que el Rey Carlos IV de España lo fundara por Real Cédula del 31 de julio de 1804, y desde esa fecha nuestra institución ha desarrollado una labor fundamental en la construcción de la República, en la defensa del territorio en la Guerra con Chile, y en la Defensa de los Derechos Humanos, de la Democracia y del Orden Jurídico en el país, dijo el abogado Julián Palacín Fernández, candidato al Decanato del Colegio de Abogados de Lima en las próximas elecciones del 30 de noviembre de 2013.

Hoy, expresó el jurista, somos 60 mil agremiados que deseamos una institución representativa, no sólo del pensamiento de la abogacía peruana sino fundamentalmente de la defensa de los valores supremos de la sociedad y del Estado en la búsqueda de la felicidad. Para ello, somos y seguiremos siendo defensores de los derechos humanos y de los derechos ciudadanos.

Mirando hacia dentro, tendremos que reinvindicar esperanzas frustradas, tenemos que crear puestos de trabajo para nuestros agremiados. Y para ello, en mi gestión, dijo Palacín, se presentará un proyecto de ley para lograr el Notariado Libre.

Hoy, 80 notarios facturan 400 millones de dólares al año, por citar un ejemplo. Lo que buscamos es que existan 20 mil notarios y que, en todo caso, haya más competencia, bajen los costos y los servicios, y existan una 20 mil notarías en todo Lima. Y de esta forma, 20 mil abogados que tengan una trayectoria impecable, podrían ser notarios, fiscalizados por la Dirección de Ética Profesional y el Tribuinal de Honor del CAL.

Esta es la primera propuesta que pongo en debate, dijo Julián Palacín Fernández, creo en ella y considero que los miles de agremiados lo van a apoyar.

En relación al año más de vida que cumple el CAL, dijo que debemos defender a la abogacía para que la sociedad nos mire con honor, y que para un abogado no puede haber nada mejor que otro abogado. Debemos cultivar la fraternidad, la unión y la integración entre los colegas en base a los sagrados principios del código de Ética Profesional, que amalgamará a quienes honren a la abogacía. Y quienes se salgan de estos principios, lamentablemente no tendrán espacio en nuestro gremio.

Queremos abogados defensores de los derechos humanos, defensores de los derechos de la mujer y de la familia, con principios, con valores, que hagan respetar a la abogacía, y para ello trabajaremos en una nueva óptica en donde la ética profesional será fundamental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here