CONGRESO INVESTIGARIA CONCURSO PUBLICO FRAUDULENTO EN EL MTC

0
42
La grave crisis que vive la Aviación Civil peruana, no tiene antecedentes conocidos en los últimos 40 años, es que en el 2006 con la asunción como ministra de transportes de Verónica Zavala Lombardi, se nombró primero como director general de aeronáutica civil y luego como viceministro de transportes a Carlos Puga Pomareda y alli empezó el caos y la desarticulación de la DGAC del Perú, donde se entronizó al duo González-Matos y se hizo la reorganización desorganizada que creó sus direcciones y privilegió personas sin nivel aeronáutico, relajando la seguridad.
 

 

Como cuestión previa, desde Chile se ordenó, se le pida la renuncia al director general de aeronáutica civil del Perú, Luis Rivera Pérez, que se enfrentó al ministro toledista, José Ortiz Rivera y a la ministra aprista, Verónica Zavala Lombardi, para que no se firme el lesivo convenio aéreo Perú-Chile, cuya negativa para otorgar quintas libertades, era compartido por el Consejo Consultivo de Aeronáutica Civil del MTC y los funcionarios honestos de la DGAC, lo cierto es que en Chile se decidió que Verónica Zavala le pida la renuncia a Luis Rivera Pérez y nombre a Carlos Puga Pomareda, quien entregó en quintas libertades a los chilenos el mercado norteamericano, en un acuerdo en el que el Perú, no sólo perdió soberanía, sino muchos millones de dólares, ya que pudo exigir compensaciones, en tanto Chile licitó y vendió a Lan Chile, las rutas que le regaló el Perú.

Como Verónica Zavala tuvo que nombrar viceministro de transportes, no tuvo mejor idea que llevar a Carlos Puga, quien de esta forma por su lealtad hacia los intereses de Chile, tenía que ser premiado y como quedaba libre el cargo de director general de aeronáutica civil del Perú, en una muestra de aparente transparencia se llamó a concurso público y se seleccionó a una empresa privada Manpower, para que seleccionara el mejor perfil.

Como los mejores curriculums que tiene el Perú, no son de la simpatía de Chile, los tres seleccionados por Manpower fueron vetados y se nombró a alguien que no había concursado, es decir se nombró a Ernesto López Mareovich, procedente de INDECOPI y sin ninguna experiencia en aviación.

El Congreso de la República estaría recibiendo información para investigar el mal uso de recursos públicos en este concurso, que en realidad no respeto las bases, hubo fraude y de esta forma, el país tiene un elemento indiciario más de cómo doña Verónica Zavala y compañía, aquella funcionaria pública de FONAFE que cometió el error de depositar varios millones de dólares, en un banco que quebró a los pocos días, destruyó la aeronáutica civil del Perú, forjó un monopolio en los servicios regulares, sacó a la mala a la competidora de Lan, Aerocondor, y puso a un delfín para defender estos intereses, su nombre Ernesto Lçopez Mareovich, a quien mansamente el ministro de transportes, Enrique Cornejo, le ha ratificado la confianza, mientras la aviación civil se cae a pedazos en un país que parece de ficción.

Los funcionarios de carrera de la Dirección General de Aeronáutica Civil del Perú con honorabilidad y estoicismo son testigos silenciosos de irregularidades y anormalidades, pero no pueden hablar, porque pierden sus puestos de trabajo, sin embargo el Congreso tendrá que investigar un concurso público fraudulento, la entrega de los cielos a Chile y otras perlas, en una institución que el actual director de la DGAC está en un cargo que le queda grande.

MTC uso a Manpower para un concurso público irregular.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here