Las aerolíneas no pueden reducir los costos lo suficiente como para salvar empleos

0
129

(Aeronoticias).- La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) presentó un nuevo análisis que muestra que la industria de las aerolíneas no puede recortar los costos lo suficiente como para neutralizar la grave quema de efectivo para evitar quiebras y preservar los puestos de trabajo en 2021.

La IATA reiteró su llamado para que los gobiernos adoptaran medidas de ayuda para sostener financieramente a las aerolíneas y evitar los despidos masivos. También pidió que se hicieran pruebas de COVID-19 antes del vuelo para abrir las fronteras y permitir los viajes sin cuarentena.

Se espera que los ingresos totales de la industria en 2021 se reduzcan en un 46% en comparación con la cifra de 2019 de 838.000 millones de dólares. El análisis anterior indicaba que los ingresos de 2021 disminuirían alrededor de un 29% en comparación con los de 2019. Esto se basó en las expectativas de una recuperación de la demanda a partir del cuarto trimestre de 2020.

Sin embargo, la recuperación se ha retrasado debido a los nuevos brotes de COVID-19 y a las restricciones de viaje impuestas por los gobierno, que incluyen el cierre de fronteras y medidas de cuarentena. La IATA espera que el tráfico de todo el año 2020 se reduzca en un 66% en comparación con el año 2019, y que la demanda de diciembre se reduzca en un 68%.

“El cuarto trimestre de 2020 será extremadamente difícil y hay pocos indicios de que la primera mitad de 2021 sea significativamente mejor, siempre que las fronteras permanezcan cerradas y las cuarentenas de llegada se mantengan. Sin ayuda financiera adicional de los gobiernos, una aerolínea mediana tiene sólo 8,5 meses de efectivo restante a las tasas actuales de quema. Y no podemos reducir los costos lo suficientemente rápido para alcanzar los ingresos reducidos”, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de la IATA.

Aunque las aerolíneas han tomado medidas drásticas para reducir los costos, alrededor del 50% de los costos de las aerolíneas son fijos o semi-fijos, al menos a corto plazo. El resultado es que los costos no han caído tan rápido como los ingresos. Por ejemplo, la disminución interanual de los gastos de explotación en el segundo trimestre fue del 48%, frente a una disminución del 73% de los ingresos de explotación, según una muestra de 76 compañías aéreas.

Además, como las aerolíneas han reducido su capacidad (asientos-kilómetro disponibles, o ASK) en respuesta al colapso de la demanda de viajes, los costos unitarios (costo por ASK, o CASK) han aumentado, ya que hay menos asientos-kilómetro para “repartir” los costos. Los resultados preliminares del tercer trimestre muestran que los costos unitarios aumentaron alrededor del 40% en comparación con el período de hace un año.

Mirando hacia 2021, IATA estima que para lograr un resultado operativo de equilibrio y neutralizar el gasto en efectivo, los costos unitarios deberán disminuir en un 30% en comparación con el promedio de CASK para 2020. Tal disminución no tiene precedentes.

Fuente: Aviación al día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here