Un estudio reveló que existe una defensa natural contra el virus de la gripe A/H1N1

0
11
Un estudio describe una familia de proteínas cuya misión es impedir que virus como el H1N1 de la gripe A, el del dengue o el del Nilo Occidental infecten a las células del huésped. Los investigadores creen que alterando la producción de estas proteínas sería posible controlar las infecciones. Cuando los niveles de una de estas moléculas, llamada IFITM-3, aumentan, la replicación de estos microorganismos queda completamente anulada. Los investigadores creen que alterando la producción de estas proteínas sería posible controlar las infecciones.
Según el diario El Mundo, el genoma de la mayor parte de los virus es muy pequeño y sólo contiene información para fabricar unas pocas proteínas. El virus A/H1N1, responsable de unas 8.000 muertes en todo el mundo en los últimos siete meses, sólo es capaz de codificar 11 proteínas. Por eso, estos agentes necesitan secuestrar la producción de algunas proteínas del huésped para completar su ciclo vital y replicarse. Mientras que el papel de las moléculas generadas por el propio virus fue estudiado en profundidad, «la misión de las proteínas de la célula infectada no se conoce apenas», destacan los autores en las páginas de ‘Cell’.
Un estudio reveló que existe una defensa natural contra el virus de la gripe A/H1N1
Un equipo del Instituto Médico Howard Hughes de la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos) se propuso dar con aquellas moléculas del huésped que son imprescindibles para que el H1N1 se reproduzca, un fenómeno esencial para que la infección se extienda. Después, mediante el uso de pequeños ARN de interferencia, bloquearon una a una la producción de estas proteínas y observaron la reacción del virus ante su ausencia. Los investigadores identificaron más de 120 moléculas que el virus de la gripe A necesita para replicarse. Éstas pertenecían a diferentes vías de señalización pero sólo una familia llamó su atención. IFITM, un grupo de proteínas descrito por primera vez hace 25 años. 
Cuando llegó el turno de bloquear la producción de IFITM3, Elledge y sus colegas observaron que la replicación de H1N1, paradójicamente, aumentaba. Esto hizo pensar a los investigadores que estas proteínas podrían formar parte de los mecanismos de defensa innatos que nuestro organismo tiene. Para comprobar si estaban en lo correcto, llevaron a cabo varios experimentos en los que bien inhibían por completo la presencia de IFITM3 y de dos de sus ’hermanas’ (IFITM1 e IFITM2) bien la potenciaban para observar después el comportamiento de distintos virus.
Aeronoticias consdera que la hiperproducción de estas moléculas, sobre todo la de IFITM3, confería a las células la capacidad de inhibir la replicación del virus H1N1 y de otros, como diferentes cepas de la gripe común, el virus del dengue o el del Nilo Occidental. Sin embargo, su presencia no afectó a virus como el del sida o la hepatitis C.
Los experimentos descritos en este artículo se llevaron a cabo en el laboratorio pero los autores se muestran optimistas en cuanto a la posible manipulación de esta familia de proteínas con fines terapéuticos «para combatir de forma activa patógenos actuales y futuros». Más aún, «el descubrimiento del papel de las proteínas IFITM en la inmunidad natural tiene relevancia en la pandemia de gripe actual y en las venideras», concluye el estudio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here