Airbus planea usar sensores de olor para identificar explosivos y otras sustancias peligrosas

0
17

El fabricante de aeronaves Airbus planea replicar con sensores el fino olfato de los perros que, en aeropuertos de todo el mundo, logran identificar explosivos y otros químicos peligrosos y prohibidos, informa The Financial Times.

Así, un detector de olores fue diseñado y fabricado por la startup Koniku, con sede en San Francisco (California, EE.UU.). Se basa en una tecnología de procesadores de silicio reforzados con células biológicas vivas y capaces de ‘oler’ compuestos moleculares.

En pocas palabras, el dispositivo toma una prueba del aire en una determinada zona y logra reconocer compuestos peligrosos.

“La tecnología tiene un tiempo de respuesta muy rápido, de menos de 10 segundos en las mejores condiciones”, dijo a Financial Times Julien Touzeau, jefe de seguridad de productos para América de Airbus. “Con este nivel de madurez, es un resultado increíble y, con suerte, mejorará con el tiempo”. Cabe señalar que hasta ahora los intentos de replicar el olfato humano no han sido muy exitosos.

“La biología es tecnología”

“El punto de partida para Koniku es este: la biología es tecnología”, dijo Oshiorenoya ‘Osh’ Agabi, un físico nacido en Nigeria, que fundó la startup en 2015.

“Hemos desarrollado una tecnología que es capaz de detectar el olor: respira el aire y esencialmente te dice qué hay en él. Lo que hacemos es tomar células biológicas, ya sean células Hek o astrocitos -células cerebrales-, y las modificamos genéticamente para que tengan receptores olfativos”, aclaró Agabi.

El fabricante europeo de aviones informó que en 2020 instalará varios de estos dispositivos, que tienen forma de medusa, en túneles de detección de ciertos aeropuertos.

Según la compañía, más tarde estos aparatos podrían incluso detectar enfermedades, lo cual sería un gran aporte para la detección del coronavirus. Con este fin se están explorando las capacidades del sensor, para incluir “peligros biológicos” y así identificar personas enfermas o con virus contagiosos. Es una idea basada en los olores específicos emitidos por ciertas enfermedades, por lo que la tarea sería mapear sus estructuras moleculares para luego reconocer sus patrones.

La iniciativa busca instalar estas ‘medusas’ en los aviones de pasajeros, creando así una “última línea de defensa” contra las amenazas de seguridad, aseguró Touzeau.

La startup californiana, que apenas cuenta con menos de 20 empleados, ha recaudado ya para sus labores 5,5 millones de dólares. Además, Airbus trabaja con Koniku desde 2017 y expresa una gran confianza en su potencial.

Fuente: RT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here