VÍDEO | Brasil se decide, por fin, por los Gripen suecos para la compra de 36 cazas

0
131

(Aeronoticias).- Tras una década de deliberaciones, la sueca Saab, con su caza Gripen NG, se alzó con el contrato brasileño de 36 aviones de combate, superando al final a los F/A-18 Super Hornet de Boeing y el Rafale de la francesa Dassault, según anunció ayer el ministro de Defensa de aquel país, Celso Amorim.

«Después del análisis de todos los hechos, la presidenta Dilma Rousseff me ha encargado informar que el vencedor del concurso para la adquisición de 36 cazas para la Fuerza Aérea brasileña es el avión sueco Gripen NG», dijo Amorim en rueda de prensa.

El concurso para la sustitución de los viejos Mirage asciende a 4.500 millones de dólares, según la Fuerza Aérea Brasileña (FAB).

La decisión de Brasil de adquirir los cazas suecos señala la voluntad del país de ampliar su poderío militar y adquirir tecnología avanzada, sin asociarse para ello con potencias occidentales como Estados Unidos y Francia.

Amorim indicó que la propuesta sueca no sólo fue escogida por razones de costes o calidad de los aviones, sino también por la transferencia de tecnología que Brasil recibirá junto con los cazas. Pero la elección del gobierno de Dilma Rousseff ha significado un revés para la estadounidense Boeing y la francesa Dassault, que competían por asegurarse el jugoso contrato y cuyos países negociaron con Brasil al más alto nivel por este tema.

De hecho, razones estratégicas y políticas como el reciente escándalo de espionaje estadounidense en Brasil parecen haber influido en el camino que el país escogió para una compra que, según expertos, transformará su capacidad de defensa.

La oferta de la empresa sueca ha sido la más barata de las tres que analizaba el país, que espera recibir sus primeros aviones a partir de 2018. De este modo, Brasil sustituirá su flota de aviones de combate Mirage que llegan a su hora de retiro, buscando ampliar su capacidad de protección de fronteras y recursos naturales y consolidar su estatus de líder regional.

El Gripen NG aún es un prototipo en fase de prueba y con más de 300 horas de vuelo. Hasta hace unos meses, la oferta de la estadounidense Boeing para venderle a Brasil sus cazas F/A18 Super Hornet era considerada como una opción tentadora para Rousseff. La mandataria llegó a discutir el tema personalmente en mayo con el vicepresidente estadounidense Joe Biden. Pero las posteriores revelaciones de espionaje estadounidense a Brasil enfriaron las relaciones entre ambos países, generaron desconfianza y según medios locales perjudicaron las posibilidades que tenía Boeing de ganar el negocio.

(VÍDEO) Gripen NG Brasil: O próximo caça brasileiro.

 

Fuente: actualidadaeroespacial

Foto: btcg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here