Malaysia Airlines: Robot submarino apunto de finalizar su búsqueda

0
6

(Aeronoticias).- El vehículo autónomo submarino que rastrea el fondo del océano Índico en busca del avión malasio desaparecido, está cerca de completar el 50 por ciento de la misión de peinado de la zona donde se presupone terminó la aeronave, informan las autoridades que coordinan la búsqueda.

El minisubmarino Bluefin-21 completó esta mañana su séptima misión, que se ha centrado en un radio de 10 kilómetros cuadrados donde se detectó una señal acústica que supuestamente procede de una de las cajas negras del aparato, apuntó en un comunicado el Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas.

Se estima que para la próxima semana el Bluefin termine de cartografiar el lecho marino de la zona acotada, declaró ayer el ministro malasio de Transporte, Hishammuddin Hussein, quien resaltó la importancia de las misiones del sábado y domingo.

El Bluefin-21, con forma de torpedo, de cinco metros de largo y con capacidad para sumergirse hasta los 4.500 metros de profundidad, utiliza un sonar para crear una imagen de lecho marino, que después es analizada por varios expertos.

No obstante, debido a la profundidad de la zona de búsqueda, y tras utilizar el minisubmarino por encima de su capacidad, es factible que las autoridades utilicen dispositivos con mayor rango de inmersión.

El Gobierno malasio ya ha contactado con dos empresas privadas que se dedican a la búsqueda de objetos en el fondo marino, para iniciar una posible nueva fase de búsqueda, según el diario «The malaysian insider».

Durante la jornada del domingo, once aviones militares y doce buques rastrean una zona que se amplió hasta los 48,507 kilómetros cuadrados, divididas en tres áreas y situadas a unos 2.170 kilómetros al noroeste de Perth, en misiones de rastreo visual en busca de partes de fuselaje del avión.

El vuelo MH370 de Malaysian Airlines despegó de Kuala Lumpur en la madrugada del pasado día 8 de marzo con 239 personas a bordo, y tenía previsto llegar a Pekín seis horas más tarde.

 

Fuente:El Economista

Foto:La República

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here