Ecuador demanda a línea aérea española por estafa, mientras aparece la responsabilidad por omisión de las DGAC de varios países

0
11

La Secretaría Nacional del Migrante de Ecuador (Senami) expresó que presentará hoy mismo una denuncia penal «por estafa» contra la aerolínea Air Comet y su representante legal en Ecuador, y solicitará que se adopten medidas cautelares de embargo para salvaguardar los derechos de sus pasajeros.

Alexis Rivas, encargado de la Senami, apuntó que tienen «información clara de que la empresa Air Comet venía cometiendo una serie de actos irregulares» y agregó que se conocía de que en los últimos meses la empresa venía ya con problemas de liquidez y financieros y, sin embargo, se permitió que siguiera funcionando.

La línea aérea española Air Comet volaba regularmente a Buenos Aires, Lima, Quito, Guayaquil, Bogotá y La Habana, por lo que estos son los destinos incluidos en las medidas para paliar los efectos del cierre de la aerolínea.

Ecuador demanda a línea aérea española por estafa, mientras aparece la responsabilidad por omisión de las DGAC de varios países

Los directores de Aeronáutica Civil de Argentina, Perú, Ecuador, Colombia y Cuba, están demostrando su ineficacia como autoridades de aeronáutica civil al no haberle exigido a la línea aérea española que registre en su póliza de seguros la cobertura específica de pago de billetes de pasajes a cargo del asegurador en caso de cierre, dentro de un contexto en el cual América Latina sigue sin rumbo aeropolíticamente hablando porque la OACI durante la gestión del señor Assad Kotaite nombró irregularmente como oficial de transporte aéreo en Lima-Perú y secretario de la CLAC, a un funcionario ecuatoriano del departamento de tarifas que supuestamente es la autoridad ejecutiva que tiene que asesorar a los directores de Aeronáutica Civil de la región, pero como ni siquiera tiene ni tuvo en 1994 un título profesional que lo respalde, la política aérea de la región, los objetivos y en general la aeronáutica civil es un desastre, como en este caso en donde la CLAC muestra que no asesora nada y las administraciones de aeronáutica civil están en nada, ya que ni siquiera han tenido la inteligencia de proteger con una simple decisión administrativa  a los miles de pasajeros latinoamericanos, en este caso víctima de Air Comet.

La cifra de pasajeros que ha sido incluida en las operaciones de retorno hasta el momento asciende a 1.095, de los que 969 fueron transportados por los aviones fletados por el ministerio de Fomento y otros 126 fueron reubicados en vuelos regulares de las compañías Iberia y de Air Europa.

Una de las primeras operaciones permitió que cerca de 300 pasajeros argentinos, de los mil que se calcula que quedaron varados en Madrid, llegaran este jueves a Buenos Aires en un vuelo de la compañía Iberia.

El primer vuelo arribó al aeropuerto internacional de Ezeiza, a las afueras de Buenos Aires, y en el transcurso del día está prevista la llegada a la capital argentina de otros dos.
Gran parte del millar de ciudadanos argentinos que resultaron afectados por la quiebra de Air Comet son hinchas del Estudiantes de La Plata que el pasado fin de semana presenciaron la final del Mundial de Clubes en los Emiratos Árabes entre su equipo y el grupo español Barcelona.

Por su parte, de los pasajeros que esperaban viajar desde España hacia Colombia para las fiestas de fin de año, un total de 238 llegó hoy a la capital colombiana a bordo de una aeronave de la española Iberworld, que hoy por la noche cubrirá el trayecto de regreso Bogotá-Madrid con usuarios también afectados por la crisis de Air Comet.

La Aeronáutica Civil de Colombia, que gestiona la parte local de la solución a los usuarios que habían adquirido boletos de la aerolínea española, señaló que en su regreso a Madrid la aeronave hará una escala en el balneario dominicano de Punta Cana.

En el caso de Perú, en la noche del martes salió completo un vuelo de Iberia con destino a Lima, con unos 350 pasajeros, y las 150 personas que quedaron en tierra serán transportadas el sábado 26.

El avión fletado por el Gobierno español llegó hoy a Lima con los pasajeros que habían quedado varados en el aeropuerto de Madrid, entre ellos las selecciones de fútbol de Perú y Ecuador.

La selección peruana de fútbol que viajó a Madrid para enfrentar a su similar de Ecuador en un partido amistoso, finalmente cancelado por el mal tiempo, salió muy rápido de la terminal para poder reunirse con sus familiares antes de la Noche Buena.
En tanto, los futbolistas ecuatorianos y el resto de pasajeros que seguían hacia Quito hicieron un transbordo de avión.
Entre los pasajeros que abordaron el viaje a Lima estaba el rockero Pedro Suárez Vértiz, uno de los artistas peruanos más exitosos, que, según informaron los pasajeros, amenizó el recorrido hacia la capital peruana con sus canciones.

El caso de Ecuador, según el ministerio de Fomento español, se cubrirá con un vuelo que despega mañana, 25 de diciembre, rumbo a Quito, un B747 con 477 plazas, que tiene previsto el regreso el mismo día.

Ecuador indicó que se gestiona que en su retorno puedan embarcarse compatriotas que requieren volver a suelo español para presentarse en sus empleos.

Al tiempo que se anunciaba la demanda, unas 25 personas protestaron de forma pacífica durante una media hora en las afueras del Consulado español en Quito para pedir ayuda para su retorno a España.

En cuanto a Cuba, el Gobierno español aclaró que los afectados que tenían billetes para y desde La Habana están siendo reubicados por la compañía Air Europa.

El Ministerio de Fomento español prevé invertir unos nueve millones de dólares para paliar la crisis por el cierre de Air Comet y explicó que con los vuelos especiales trasladará a cerca de 1.500 pasajeros en cada uno de los destinos, incluyendo ida y vuelta, con lo que al final se atenderá a más de 6.000 pasajeros afectados.

Aeronoticias se reafirma en la necesidad de que los millones de dólares que los Estados de la región latinoamericana vienen aportando a la CLAC deben servir para que este organismo asesore bien a las Direcciones Generales de Aeronáutica Civil de los países latinoamericanos, ya que las DGAC de los países están generalmente a cargo de personas, muchas veces como ocurre en el Perú, sin el perfil profesional cuando no con escasísimos conocimientos y antecedentes en Aeronáutica Civil, ya que si los funcionarios públicos de transporte aéreo encargados de aplicar las leyes de Aeronáutica Civil y los instrumentos internacionales vigentes sobre la materia hubieran tenido capacitación o especialización previa o siquiera hubieran leído los principales libros en Derecho Aéreo de los mejores autores latinoamericanos o españoles como Federico Videla Escalada, Mario Folchi, Marina Donato, Manuel Augusto Ferrer de Argentina, Julian Palacín Fernández de Perú, Alvaro Bauza Araujo de Uruguay, Enrique Mapelli y José Daniel Parada Vásquez de España y otros, hubieran podido entender doctrinariamente el funcionamiento de los seguros aeronáuticos y la necesidad de que los concesionarios de un servicio público de transporte aéreo internacional registren para poder operar en un país una póliza de seguros y reaseguros que incluya el pago automático de los billetes de pasajes vendidos y no atendidos por suspensión del servicio público de transporte aéreo por quiebra o cese judicial de operaciones, en un caso que se trata  de un caso típico daño a pasajeros.

 
Cabe agregar que, la revista brasilera de derecho aéreo espacial publicó en 1997 un artículo del tratadista peruano Julian Palacín Fernández sobre la doctrina de la distribución social de los daños en los accidentes de aviación en donde se analiza el funcionamiento de las pólizas de seguros y reaseguros en los daños que sufren los pasajeros en los servicios de transporte aéreo y se explica como se traslada el riesgo de la línea aérea como asegurada al asegurador, esta doctrina del derecho aéreo latinoamericano no se a aplicado porque la CLAC no funciona y las Direcciones Generales de Aeronáutica Civil están a cargo generalmente de funcionarios sin los más mínimos conocimientos y los que sufren en definitiva son los pasajeros y la industria aérea latinoamericana, y en este caso de Air Comet la imprevisión aeropolítica y reglamentaria de algunas administraciones de Aeronáutica Civil de la región es lamentable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here