Embraer investiga siniestro de aeronave en Ecuador

0
50

(Aeronoticias).- Con asistencia de técnicos de la empresa brasileña Embraer, la Junta Investigadora de Accidentes de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) analiza las causas del siniestro del avión de combate Súper Tucano de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), la semana anterior, en Manta.

El pasado 19 de marzo, a las 17:14, se precipitó a tierra la aeronave A-29, una de las 18 que integran la flota subsónica Súper Tucano, que la FAE adquirió en el 2009 a la Embraer de Brasil por más de $ 200 millones para recuperar la capacidad operativa y modernizar la aviación de combate.

“Técnicos de Embraer llegaron al país. El ministro de Defensa de Brasil (Celso Amorim) me llamó para ofrecer toda la colaboración para la investigación”, informó su par ecuatoriano, Javier Ponce.

El ministro aspira a que la Junta de Investigaciones presente su informe en los próximos 30 días. La Junta se conformó con técnicos del Ejército, Armada y un representante de la Dirección de Aviación Civil, a la que se sumaron los técnicos de la empresa fabricante. “Esta integración con oficiales de las otras fuerzas es para que los procesos sean más transparentes”, expresó Ponce.

El accidente se produjo durante un sobrevuelo local de entrenamiento en Manabí con los pilotos David Tapia y Santiago Galarza.

Este percance se dio tres días después de que otro avión de las Fuerzas Armadas, un caza del Ejército, sufriera un percance en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito cuando intentaba despegar durante un vuelo logístico a Guayaquil.

En los dos accidentes no se registraron víctimas. El avión caza sufrió averías en el tren de aterrizaje, mientras que por la gravedad del impacto del avión biplaza se podría declarar pérdida total.

Según Ponce, el Estado no tiene riesgo de perder la inversión que realizó para la compra del Súper Tucano, porque contaba con seguro de accidentes.

Aseguradora del Sur, empresa que maneja la póliza del Casco y Responsabilidad Civil de las aeronaves de las FF.AA., señaló que apenas el Ministerio de Defensa notificó el siniestro atendió el requerimiento.

“Ahora nos encontramos en la segunda etapa (verificación y análisis de causas), la cual está siendo valorada por Aseguradora del Sur, a través de sus ajustadores de siniestros (representantes de las reaseguradoras internacionales) y la Junta de Investigación de Accidentes Militares”, contestó la empresa al pedido de información de este Diario.

La empresa no reveló el monto asegurado de la aeronave por la existencia de un convenio de confidencialidad con la cartera de Defensa y por la naturaleza del riesgo en la que se involucra la seguridad nacional.

Ponce manifestó que el avión accidentado fue asegurado por $ 10 millones.

Según Aseguradora del Sur, las operaciones de las FF.AA. se encuentran garantizadas porque todas las aeronaves están reaseguradas al 100% en el mercado internacional.

Embraer investiga siniestro de aeronave en Ecuador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here