IATA: En el 2010 se tuvo la tasa de accidentes más baja en la historia

0
3
(Aeronoticias).- Viajar en avión el año pasado fue la alternativa más segura con una tasa mundial de accidentes aéreos del 0,61, el equivalente a un accidente por cada 1,6 millones de vuelos realizados, la tasa más baja de la historia de la aviación, según reveló este miércoles un informe de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).
Esta tasa –media entre el número de cascos de aeoronaves perdidos– por cada millón de vuelos– supone además una mejora significativa con respecto al nivel de 0,71 alcanzado en 2009 y supera el récord anterior de 0,65 alcanzado en 2006. En diez años, la tasa de accidentes se ha reducido un 42% de la tasa registrada en 2001.
 
IATA: En el 2010 se tuvo la tasa de accidentes más baja en la historia 
En 2010, 2.400 millones de personas volaron con seguridad en 36.800 millones de vuelos. El pasado año se contabilizaron 94 accidentes de todo tipo, frente a los 90 de 2009, de ellos 23 resultaron ser mortales con respecto a los 18 de un año antes. En total, murieron 786 personas, frente a las 685 víctimas de accidentes de avión de 2009.
De ellos, 17 accidentes ocurrieron en aviones construidos en occidente, frente a las 19 aeronaves implicadas en incidentes graves en el año anterior.
Las 230 compañías aéreas miembros de IATA, que representan el 93% del tráfico aéreo, superaron la media del sector con una tasa de 0,25, el equivalente a un accidente por cada cuatro millones de vuelos.
Por regiones, África encabeza la lista con la peor tasa, 7,41 casco perdido por millón de vuelos, aunque mejora con respecto a 2009 (9,94); seguida de Latinoamérica y el Caribe, donde se incremento al 1,87. En el resto siguen siendo muy bajas Norteamérica (0,10); Europa (0,45); Asia del Norte (0,34) y Asia-Pacífico (0,86).
Entre las principales causas de accidentes, las salidas del avión de la pista durante el despegue o el aterrizaje, la más común, con el 21% de los casos, un 13% menor que en 2009.
«La seguridad es la prioridad número uno. Volar es seguro. Sin embargo, cada muerte es una tragedia humana que nos recuerda que nuestro último objetivo es llegar al nivel cero accidentes y cero víctimas. Debemos seguir centrados y decididos a acercarnos a esta meta año por año», concluyó el director general y consejero delegado de la IATA, Giovanni Bisignani. Fuente: www.europapress.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here