Pasajeros frenan intento de atentado en avión a EEUU

0
10
El vuelo 253, un Airbus 330 con 278 pasajeros y 11 tripulantes, estaba a unos 20 minutos del aeropuerto cuando los pasajeros escucharon estallidos, según dijeron testigos. Al menos una persona trepó sobre otras y se arrojó sobre el hombre. Poco después, el sospechoso fue llevado al frente del avión con los pantalones rotos y sus piernas quemadas, indicó una pasajera. Las quemaduras indican que el explosivo había estado atado a sus piernas, dijeron funcionarios de seguridad.
Un funcionario de inteligencia de Estados Unidos dijo que el artefacto explosivo era una mezcla de pólvora y líquido que falló cuando el pasajero trató de detonarla.
«Sonó como un petardo en una funda de almohada», dijo Peter Smith, un viajero de Holanda. «Primero hubo un estallido y después humo», agregó.
Smith dijo que un pasajero sentado en el lado opuesto al hombre trepó sobre otras personas, atravesó el pasillo y trató de someterlo. Syed Jafri, otro pasajero, vio un resplandor seguido de olor a humo. Entonces, dijo, «un joven que estaba atrás de mí saltó sobre él».
«Acto seguido, hubo mucho pánico», agregó. Smith añadió que al parecer el pasajero heroico sufrió quemaduras.
«Creemos que fue un intento de cometer un acto terrorista», afirmó un funcionario de la Casa Blanca. De inmediato, las autoridades federales impusieron medidas de seguridad más estrictas a los vuelos comerciales, aunque no dieron detalles.
El incidente recordó al fallido atentado de Richard Reid, que intentó volar un vuelo transatlántico en el 2001 con explosivos escondidos en su calzado, pero fue dominado por otros pasajeros. Ahora cumple una sentencia de prisión perpetua.
Funcionarios judiciales identificaron al sospechoso como Umar Farouk Abdul Mutallab. Un funcionario de seguridad dijo que éste aseguró haber recibido órdenes de al-Qaida. Sin embargo, otras fuentes advirtieron que aún no habían verificado esa afirmación y dijeron que el hombre pudo haber actuado por su cuenta, inspirado en grupos terroristas pero sin haber recibido órdenes ni entrenamiento de ellos.
Otro funcionario dijo que Mutallab figuraba en una base de datos de agencias de inteligencia de Estados Unidos, pero no llegó a ser puesto en una lista de vigilancia ni de personas que no pueden tomar aviones de línea.
Aeronoticias considera que pese a que el sospechoso estaba siendo interrogado el viernes por la noche, y una fuente de inteligencia dijo que se encontraba detenido y recibía atención médica en un hospital de Ann Arbor, Michigan, es necesario que se investigue este incidente además del nivel de seguridad de los equipos de rayos X en los aeropuertos porque podemos considerar este “buen” desenlace como un golpe de suerte, del que se debe aprender y prever para el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here