CAMARA DE COMERCIO DE LIMA PLANTEA A GOBIERNO QUE FORME COMITE EJECUTIVO PARA SUPERAR CRISIS MUNDIAL

0
9

Para superar los escollos que presenta la crisis financiera mundial, el ingeniero Samuel Gleiser Katz, presidente del Comité de Comercio Exterior (X.com) de la Cámara de Comercio de Lima propuso al Primer Ministro Yehude Simon, la inmediata conformación de un Comité Ejecutivo que supervise el desarrollo de la crisis en el orden fiscal, monetario y financiero.
 
 
 

Grupo de trabajo integrado por MEF, BCR Y SBS

El líder empresarial, que ofreció la exposición “Experiencia en Crisis, Expertise en Oportunidades”, durante el Foro “Crisis Económica Financiera Internacional y los Tratados de Libre Comercio” en la Cámara de Comercio Lima, explicó que este grupo de trabajo debe estar conformado por representantes, con poder de decisión, del Ministerio de Economía, del Banco Central de Reserva y de la Superintendencia  de Banca y Seguros.

“Este Comité Ejecutivo debe tener el asesoramiento y apoyo de Grupos especiales de Trabajo conformados por representantes del sector público, privado y del mundo académico, para proponer medidas destinadas a fortalecer las acciones y las políticas de orden económico y social”, indicó.

Consideró que los grupos de trabajo abordarían los aspectos relacionados a fortalecer la competitividad y productividad del país, así como los programas de salud y seguridad alimentaría, para desterrar la pobreza y acabar con la exclusión.

Preservar principio de autoridad para garantizar el orden
Asimismo, señaló que paralelamente el gobierno debe dejar en claro su firme decisión de preservar el principio de autoridad para garantizar el orden y la paz social que permitan el cabal desenvolvimiento del trabajo y de la producción.

“Entre tanto, las inversiones del sector privado deben asegurar la sostenibilidad de las empresas, para no detener la producción y generar más empleos. Por su parte, el Estado debe asumir su responsabilidad con la necesaria inversión pública para atender los servicios básicos y el funcionamiento de la infraestructura,  a fin de facilitar  la producción para evitar la recesión”, afirmó el ingeniero Gleiser Katz.

 

Fundamentos sólidos

 

De otro lado, el presidente del Comité X.com de la CCL destacó las buenas condiciones macroeconómicas de nuestro país. Señaló que en los últimos años el Perú ha seguido una política de reperfilamiento de la deuda pública lo que ha permitido que ésta se reduzca del 45.5% del PBI en el 2001 a 23.3% del PBI en el 2008 lo que nos da una sostenibilidad fiscal. Igualmente el nivel de reservas internacionales actual que sobrepasa los US$ 33,150 millones nos aleja de una crisis cambiaria.

 

Impacto negativo

 

No obstante, pese a los buenos fundamentos macroeconómicos de la economía peruana, el primer efecto de esta situación  será  la menor demanda mundial  y por tanto menores exportaciones, algunas de las cuales como las confecciones y textiles ya están haciendo sentir su  impacto en la economía.

Según el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la CCL, de continuar esta tendencia recesiva, los sectores textiles y confecciones  dejarían de exportar en el 2009 por un monto de 160 millones de dólares.
 
La caída de la actividad exportadora es preocupante por las implicancias que tiene sobre todo en los trabajadores empleados en las exportaciones que al 2007 ascendían a 1 millón 200 mil empleos directos e indirectos, es decir,  casi 1.94 veces mayor a lo registrado en el 2001.

Asimismo se han deteriorado los términos de intercambio calculándose que las exportaciones decrecerían por este factor en 8.8 por ciento en el presente año y en 8.3 por ciento en el 2009.

 

Balanza comercial menor en 64% en comparación al 2007

 

Esto impacta negativamente en la balanza comercial, la cual a pesar de que cerraría el 2008 con un saldo positivo de 2,982 millones, la cifra será menor en 64 por ciento a la obtenida en el 2007.

El segundo efecto de la crisis será su impacto en las cuentas fiscales, específicamente, en una menor recaudación por impuesto a la renta, IGV, aranceles, regalías mineras y petroleras.

De este modo, el superávit fiscal de 2.1% del PBI obtenido en el 2006 y de 3.1% del PBI obtenido en el 2007, sería insuficiente para compensar el desbalance por los menores ingresos tributarios para los próximos años.

El tercer efecto negativo es el deterioro del sistema previsional y de los rendimientos de la bolsa de valores y por tanto de las inversiones realizadas por las AFP 's, tanto en el mercado local como internacional.

En el evento participaron, además, el ex ministro de Comercio Exterior y Turismo; Alfredo Ferrero; el doctor Ignacio Basombrío, profesor del Instituto de Gobierno de la Universidad San Martín de Porres y el ingeniero Peter Anders Moores, presidente de la Cámara de Comercio de Lima.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here