El papel de Latam y Avianca en tiempos de Covid-19, por Jefrey Buenaventura

0
44

Las aerolíneas de todo el mundo están atravesando una situación bastante dura a causa de la pandemia por el Covid-19, que va, desde asumir un panorama económico bastante complejo hasta el posible quiebre de sus empresas aeronáuticas.

Dos de las aerolíneas que han causado la atención mediática en la región han sido sin lugar a dudas Latam y Avianca, y cada una ha tenido una respuesta en el marco de sus decisiones dirigidos a sus trabajadores.

Latam dio a conocer mediante un comunicado la decisión de reducir el sueldo de sus trabajadores hasta en un 50%, una medida que alcanza también a sus ejecutivos y que busca hacer frente a la crisis que atraviesa el mundo y los diferentes gobiernos en todo el mundo por causa del Covid-19.

“Para hacerle frente a esta crisis y a efecto de evitar ceses masivos, muchos de los ejecutivos y trabajadores de Latam han tomado la decisión voluntaria de reducir sus sueldos en un 50 %”, se lee en el comunicado.

Recientemente, la vocera de Sindilan, Katherine Romo, aseguró que la empresa les dio a conocer la medida sin espacios a negociaciones y que, si bien entiende la situación de la compañía, temen por eventuales despidos y que no se devuelva el monto no pagado.

Existe la posibilidad de que pese a la medida anunciada por la aerolínea, muchos trabajadores tengan la opción de negarse a dicho acuerdo que aplica la reducción salarial. No obstante, temen a que la empresa genere una ola de despidos bajo la modalidad de «caso fortuito» a quienes se nieguen. Además, a ello se suma la preocupación de que la situación de cuarentena obligatoria se extienda por más tiempo de lo previsto.

La situación que atraviesa Latam nos lleva a pensar en la capacidad de respuesta a la emergencia por parte de la empresa aeronáutica, pues, el 12 de marzo, un día antes de la suspensión de vuelos nacionales e internacionales en Perú, muchos de los pasajeros decidieron comprar nuevos boletos frente a la incertidumbre de reprogramación de sus vuelos. Sin embargo, denunciaron un impresionante aumento del precio en hasta tres veces su valor normal.

Pero no quedó allí, puesto que cerca de las diez de la noche, la aerolínea decidió suspender todos sus vuelos internacionales sin mayor explicación, dejando en la incertidumbre y confusión a decenas de pasajeros en el aeropuerto internacional Jorge Chávez.

Por otro lado se encuentra la aerolínea Avianca, en donde los empleados denunciaron a un medio local que varios de ellos fueron despedidos por medio de un “simple correo” que les envió la compañía en el que les anunciaron la medida, sin definirles el motivo de su salida.

Este hecho generó que los trabajadores, junto con sus representantes legales, reclamaran a las afueras de la terminal aérea de Bogotá con la intención de conseguir explicaciones por parte de la empresa.

Finalmente, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, señaló que no se podían hacer despidos masivos durante la emergencia. En tanto, Avianca sugirió a sus empleados tomar una licencia no remunerada de entre uno y seis meses desde el próximo primero de abril con la finalidad de evitar y reducir al máximo el impacto económico que generará la parálisis de las actividades aéreas.

Un contexto que deja entrever un complicado escenario para ambas aerolíneas. Asimismo, ambas sugieren la intervención de los gobiernos para afrontar la situación. Sin embargo, Latam ha recibido un espaldarazo del gobierno chileno y Avianca aún no termina de recuperarse de las duras pérdidas que estuvo a punto de ponerla al borde de un momento crítico ante un posible quiebre de la compañia.

Sin lugar a dudas, mantenerse y prevalecer en el mercado bajo este contexto de emergencia por la pandemia será un difícil reto y más que eso, puede resultar hasta un desafío.

Referencias de apoyo: CNN Chile, La Razón, Forbes, BluRadio, Canal N y Pulzo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here