EL RALLY DAKAR SE DESPIDIO DE BUENOS AIRES

0
19

El Dakar Argentina Chile 2009 ha llegado a su final, pero antes de bajar el telón, la competencia hizo su recorrido triunfal por las calles de Buenos Aires. Allí la gente puedo saludar y vivar a los corredores que habían iniciado su participación el pasado 2 de enero.

“El Rally es una fiesta”, fueron las palabras con las que el sudafricano Giniels De Villiers resaltó la ceremionia de cierre de la trigésima edición del Rally Dakar, en su histórica y primera realización en tierras sudamericanas.

Los espectadores que se apostaron por todo Palermo para despedir a los participantes del Rally recordarán que un 2 de enero de 2009, hasta el 18 de ese mismo mes, disfrutaron alrededor de dos países y diferentes provincias la competencia de “supervivencia automovilística” más importante del mundo.

El público se apostó frente al parque cerrado y en alrededores de la Rural para saludar a los competidores, especialmente a los argentinos que lograron finalizar la extenuante prueba.

Por allí pasó en su cuatriciclo Can Am con sus sueños sobre cuatro ruedas el argentino Marcos Patronelli, quien fue el más aplaudido por la gente que se acercó al vallado en forma de serpentina que se instaló en cercanía del Monumento de los Españoles, en Figueroa Alcorta y Sarmiento.
También fue fuertemente aplaudido Andrés Junco, el mejor motociclista entre los argentinos con su 59 posición en la final. No obstante, fueron los motociclistas holandeses y el piloto norteamericano Robby Gordon, tercero entre los autos, los que dieron un cierre más artístico a esta competencia que por primera vez se desarrolló fuera de Africa.

Gordon puso a su Hummer en dos ruedas y así dio parte de una vuelta a la rotonda del Monumento, y luego hizo un par de trompos para regocijo del público. El motociclista holandés Robert Van Olst, en tanto, primero se subió a una de las estatuas y luego se metió en una fuente para darse un chapuzón. John Van der Laan fue otro de los pilotos holandeses que festejó su llegada, sacándose fotos a diestra y siniestra.

Tras su llegada, los ganadores (Marc Coma en motos, Giniel De Villiers en autos, Josef Machacek en quads, y Firdaus Kabirov en camiones) fueron premiados dentro de la Rural, ya sin la presencia del público que colmó las inmediaciones del predio.

El Dakar dejó como resultado desfavorable un piloto muerto (el motociclista francés Paul Terry) y varios heridos. Esas fueron las notas tristes en una competencia que por exigente, permite presagiar tristes sucesos como esos.

En el caso de Terry, la organización mostró el lado flaco por la demora en ir en busca del piloto que envió el mensaje de que se encontraba parado. Una equivocada información dando cuenta de que había llegado al vivac empeoró la situación. A Terry lo encontraron dos días después de haber muerto en un paraje aislado de La Pampa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here