España: Cierra Sevilla con los Miuras

0
20

(Aeronoticias).- Seis toros de Miura con mucha romana fueron aprobados en los corrales de la Maestranza el último festejo de la Feria.  Muy seria corrida cuyos pesos oscilaron entre los 571 y los 650 kilos  con un toro más que quedó como  primer sobrero, con casi 700 kilos dando en la báscula 670 kilos. A los legendarios miura se enfrentaron José Luis Moreno, Rafaelillo y el mexicano Israel Téllez, que debutó en La Maestranza.

Rafaelillo hizo una faena de mucha exposición con el primero de su lote al que lanceó con mucho gusto sobre. Con la muleta, luego de  los toreros  doblones iniciales, logró extraer series de gran mérito por el pitón derecho de un toro que desarrolló sentido desde el comienzo. Tras una gran estocada al segundo intento, dio una vuelta al ruedo. El quinto le propinó un fuerte golpe cuando lo lanceaba, pero salió ileso gracias al quite que el alguacilillo hizo con las plumas de su sombrero. Fue este uno de los toros más peligrosos de la Feria, que hizo honor a la leyenda de los Miura. Con la muleta  Rafaelillo solo abrevió y escuchó un aviso debido a que el toro se puso complicado.

El primero fue un Miura típico que pese a los 600 kilos tuvo cierta nobleza en el capote, lo que permitió a José Luis Moreno estar bien a la verónica  rematando con  una larga muy torera. En la muleta, el toro sólo se desplazó en las dos primeras tandas por el derecho y José Luis Moreno pudo aprovecharlo. El toro se puso complicado a la hora de matar y el cordobés tuvo problemas para matarlo. En el cuarto José Luis Moreno sólo pudo tener un buen recibo con el capote y un emocionante inicio de faena. Después, el toro tornó su embestida en brusca y todo quedó en una labor simplemente voluntariosa.

El diestro mejicano Israel Téllez debutó en España con el sobrero de Miura de 670 kilos, un toro muy quedado que no terminó nunca el viaje. El mexicano, que se había mostrado resuelto en banderillas, estuvo digno en todo momento, a pesar de las complicaciones del toro. Fue silenciado. El sexto, a pesar de su mansedumbre, tuvo un viaje más largo que el de sus hermanos, y permitió a Téllez correrle la mano. Al final de la faena, el toro mostró su querencia de irse a las  tablas y se puso tan complicado a la hora de matar que el mexicano no logró estoquearlo antes de que sonasen los tres avisos.

España: Cierra Sevilla con los Miuras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here