GRAN BRETA

0
4
El periódico inglés Daily Telegraph, que desde el 8 de mayo último ha destapado la polémica respecto a que habría develado el hilo de una madeja monetaria obscura escondida bajo la mesa en el parlamento británico, revelando detalles secretos de gastos extravagantes de los parlamentos del país europeo.

Hoy le tocó el turno al diputado conservador Brian Binley, diputado por la circunscripción electoral de Northampton Sur ha sido acusado de haber cobrado más de 50.000 libras esterlinas –aproximadamente 82.000 dólares- por alquilar un departamento que pertenecía a su propia compañía, a pesar de la prohibición expresa y directa para que diputados alquilen viviendas parlamentarias que pertenezcan a sus propias firmas.

Según el revelador informe, la apelación que Binley habría interpuesto al vocero del Parlamento Británico, Michael Martin, contra la prohibición habría durado más de dos años, y durante este tiempo el siguió cobrando el dinero indebido.

En su defensa, el parlamentario afirmó que actuó honestamente y que el informe del “The Telegraph” no lo va a “tirar abajo”, por otro lado Jim Devine –diputado laborista- también en el ojo de la tormenta, se convirtió en el quinto diputado que no podrá presentarse como candidato a las próximas elecciones generales, previstas para mayo del 2010, según las acusaciones de abusos al sistema de gastos parlamentarios, ya que está acusado de haber cobrado unos aproximados 3 200 dólares por trabajos eléctricos de una firma inexistente.

Este escándalo de abusos en el sistema de gastos parlamentarios ha salpicado a toda la clase política de Gran Bretaña, ya son 12 diputados y varios ministros los que han renunciado, además de hacer trastabillar al gobierno de Gordon Brown, en plenas elecciones europeas y locales inglesas del 4 de junio último.

Como respuesta el gobierno británico ha anunciado una reforma –calificada como- “histórica” para el parlamento inglés, esta incluye mayores controles, códigos de comportamiento, y regulaciones para los legisladores, además de hacer comparecer a Michael Martin, quien dejará su cargo el 21 de junio, ya que las criticas por sus malos manejos en la administración del sistema de gastos han hecho trastabillar al gobierno.

Aeronoticias
considera que sería necesario una investigación profunda y tangente para poder esclarecer quienes fueron los funcionarios gubernamentales que cometieron esta clase de excesos en el parlamento inglés, para que puedan ser sancionados y así sentar un precedente en pro de la erradicación de la corrupción gubernamental y el abuso al pueblo, -quien es- el que finalmente sostiene al gobierno.

  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here