Histórica misión tripulada de SpaceX y la NASA

0
75

(Aeronoticias).- Las apuestas nunca han sido tan altas para SpaceX, de Elon Musk. El miércoles, la compañía intentará enviar a dos astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional en una misión llamada Demo-2.

Será la primera vez en la historia que una compañía aeroespacial comercial ha llevado humanos a la órbita de la Tierra. La NASA y los fanáticos del espacio han esperado casi una década para este hito, que marcará el comienzo del regreso de los vuelos espaciales humanos desde suelo estadounidense.

El lanzamiento de la nave espacial Crew Dragon de SpaceX avanza a pesar de la pandemia de covid-19, que ha cerrado las operaciones privadas y gubernamentales en Estados Unidos. La NASA dice que debe continuar con la misión para mantener la Estación Espacial Internacional, un gigantesco laboratorio de órbita, con personal completo de astronautas estadounidenses.

El alto funcionario de la agencia espacial, Jim Bridenstine, también dijo que espera que este lanzamiento inspire asombro y suba el ánimo de la gente durante la actual crisis de salud.

¿Por qué es importante?

Estados Unidos no ha lanzado sus propios astronautas al espacio desde que el Programa del Transbordador Espacial terminó en 2011. Desde entonces, los astronautas de la NASA han tenido que viajar a Rusia y entrenar en la nave espacial Soyuz del país. Esos asientos le han costado a la NASA hasta US$ 86 millones cada uno.

Pero la agencia espacial decidió no crear su propio reemplazo para el transbordador. En cambio, le pidió al sector privado que desarrollara una nave espacial capaz de transportar con seguridad a los astronautas hacia y desde la Estación Espacial Internacional, una decisión controvertida considerando que la NASA nunca antes había subcontratado el desarrollo de una nave espacial con calificación humana. La idea era que las empresas comerciales podrían reducir los costos e impulsar la innovación, y la NASA tendría más tiempo y recursos para concentrarse en explorar más profundamente el sistema solar.

En 2014, la NASA otorgó dos contratos: US$ 4.200 millones para Boeing para construir su vehículo Starliner, y US$ 2.600 millones para SpaceX, que planeaba crear una versión digna de la nave espacial Crew Dragon que ya estaba volando con carga hacia y desde la Estación Espacial Internacional. La NASA ya había invertido dinero en el desarrollo de SpaceX de la cápsula Dragon utilizada para transportar carga. La agencia espacial ha dicho que Boeing recibió más dinero porque estaba diseñando el Starliner desde cero.

Boeing recientemente sufrió un revés significativo cuando una cápsula Starliner no funcionó correctamente durante un vuelo de prueba clave. Pero si SpaceX puede llevar a cabo esta misión, será una gran victoria para la NASA, que ha estado presionando por más asociaciones comerciales.

Sin mencionar que la NASA ya no tendrá que pedirle transporte a Rusia.

Fuente: CNN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here