HOY RECORTARIAN AEROPUERTO DE JULIACA

0
7
El Segundo Juzgado Mixto de San Román (Puno) ha dispuesto que hoy se entreguen más de 4 mil metros cuadrados de terreno, donde funciona el aeropuerto “Manco Cápac” de Juliaca,  al ciudadano Raymundo Paricahua Mamani, quien ganó un juicio al respecto a la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (CORPAC), en circunstancias que esta dependencia del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) ha convocado a licitación pública la concesión de un segundo paquete de los aeropuertos regionales del país.

El caso ha concitado natural zozobra entre el sector turístico, comercial y social del departamento de Puno,, que se caracteriza por el continuo flujo de visitantes por la vía aérea, obligando la inmediata intervención de la congresista Susana Vilca, del Partido Nacionalista Peruano (PNP), quien ha solicitado la presencia del ministro de Transportes, Enrique Cornejo, en el Congreso de la República para que de explicaciones sobre esta insólita situación, recordando al mismo tiempo que también se han presentado anomalías en la concesión de otros aeropuerto en el norte del país.

HOY RECORTARIAN AEROPUERTO DE JULIACA

“Un ejemplo – remarcó la congresista – es lo sucedido con la empresa Lima Airport Partners  (LAP) que ha motivado litigios judiciales, por eso pido a la región que se pronuncie, de los contrario impulsaremos las investigaciones del caso”, remarcó.

Volviendo al caso del aeropuerto de Juliaca manifestó que “el ministerio no cumplió con pagar el valor del terreno al propietario del predio, lo cual ha originado un problema que puede afectar las actividades de la población”, haciendo hincapié en que el Estado pudo haber encontrado una manera de dar solución al problema antes que éste empeorara.

Se ignora quienes  han sido  los abogados de CORPAC  que perdieron el litigio, dejando a esta importante dependencia desguarnecida legalmente y con un problema con muchas implicancias que ahora tendrá que responder ante el congreso el ministro  de Transportes, Enrique Cornejo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here