La presencia siempre de dos personas en cabina, primera reacción al desastre aéreo de Germanwings

0
105

(Aeronoticias) La conmoción por la catástrofe del Airbus A320, aparentemente causada de forma voluntaria por el copiloto, ha llevado a una reacción en cadena de las aerolíneas: la obligación de que haya siempre al menos dos personas en la cabina. Mientras los gendarmes trabajan por recuperar la segunda caja negra -que debería eliminar las dudas que quedan sobre la secuencia de los hechos-, las compañías aéreas parecen se han apresurado a reformar sus normativas internas.

El paso definitivo lo dio la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) al emitir una «recomendación provisional» a las autoridades nacionales y a las aerolíneas para que siempre haya «al menos dos personas autorizadas» en las cabinas de vuelo. La agencia lanzó su aviso tras consultar a los estados miembros, con las primeras conclusiones en la mano acerca del avión de Germanwings que se estrelló el martes pasado en los Alpes franceses cuando el copiloto, Andreas Lubitz, de 27 años, se encontraba solo en la cabina.

El organismo europeo, con sede en Colonia, aconsejó los operadores evaluar las medidas de seguridad en caso de que uno de los ocupantes de la cabina la abandone «por necesidades operativas o fisiológicas durante las fases no críticas del vuelo»,  es decir, fuera del aterrizaje o el despegue. La EASA abre la puerta a «otras medidas equivalentes para minimizar riesgos», sin concretar cuáles, en caso de que uno de los pilotos deba dejar su puesto.

La reacción en cadena entre las aerolíneas europeas había comenzado ya, pero ahora tuvo una onda expansiva incluso entre las autoridades nacionales de aviación. Países como Austria y Portugal instauraron la norma de forma inmediata, aunque el gesto m s simbólico lo realizó la compañía Lutfhansa, matriz de Germanwings, que anunció la adaptación de esa regla lo antes posible.

Además, ha ampliado sus estructuras de seguridad y ha creado un nuevo puesto de Seguridad del Piloto dentro del grupo, que asumirá el comandante Werner Maas. La norma de dos personas en todo momento en cabina se aplica ya de forma regular en vuelos intercontinentales o en otras regiones del mundo como Estados Unidos, pero hasta ahora no se hacía de forma generalizada en el espacio aéreo europeo. Otras aerolíneas de gran implantación en el continente como Air France o KLM se sumaron a la norma, cuya ausencia había despertado las quejas y la incomprensión de los familiares de los fallecidos.

Las profundas heridas abiertas por la tragedia alcanzan también al colectivo de pilotos, que anunciaron en Francia que se querellarán por las filtraciones en medios de comunicación sobre la investigación del caso. El Sindicato Nacional francés de Pilotos de Línea (SNPL) consideró que la filtración al diario «The New York Times» sobre el contenido de una de las cajas negras de ese aparato constituye un serio incumplimiento de las normas de investigación fundamentales. El presidente del SNPL, Erick Derivry, indicó que se va a interponer una demanda contra «X», en la que no especifica al presunto culpable, por violación del secreto profesional. Con esa denuncia, el SNPL busca una reforma de la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA), que en su opinión no es «totalmente independiente» ni en su modo de funcionamiento ni en su constitución.

Mientras, la investigación continuó sobre el terreno, con los esfuerzos enfocados en hallar la segunda caja negra del aparato, que registra los parámetros técnicos, para acabar con cualquier especulación sobre lo sucedido. Los expertos creen que con ella podría descartarse de forma definitiva la posibilidad de que el copiloto del aparato sufriese un desvanecimiento y bloquease de forma fortuita el acceso a la cabina, lo que impidió al comandante de la nave entrar y detener la caída. Reacción de aerolíneas Varias compañías decidieron adoptar el procedimiento estándar de siempre tener dos miembros de la tripulación en la cabina de la aeronave.

El gerente de comunicaciones de Icelandair, Gudjon Arngrimsson, confirmó que la aerolínea decidió establecer la nueva norma y que lo hará de inmediato.

La otra que tomó la decisión es la islandesa, WOW Air. Las líneas aéreas portuguesas serán obligadas a mantener en todo momento dos tripulantes en la cabina de los aviones, informó el secretario de Estado de Infraestructuras, Comunicaciones y Transportes, Sergio Monteiro. Se trata de una recomendación del Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC) que entrará en vigor de forma inmediata, a través de una «notificación directa a las compañías», explicó el funcionario en rueda de prensa. La medida afectará a TAP, Portugalia, Sata, White e Euroatlantic, todas ellas operan desde Portugal, país que se suma a la obligatoriedad de mantener en la cabina del avión a dos tripulantes, medida que se tomó como consecuencia del choque del Airbus A320 de la compañía alemana de bajo costo Germanwings el pasado martes en los Alpes franceses, en el cual murieron 150 personas, incluidos sus seis tripulantes. La investigación concluyó que el piloto del avión se ausentó de la cabina para ir al baño y a su regreso fue impedido de entrar por el copiloto, quien no hizo caso a los golpes en la puerta ni a los avisos de la torre de control, tras lo cual el avión se dirigió contra una montaña. Air Malta, la aerolínea maltesa, anunció la obligatoriedad, con efecto inmediato, de la presencia de dos tripulantes de la cabina en todo momento, se indicó en el sitio oficial de la aerolínea en Internet.

La empresa está comprometida de manera continua con las políticas de seguridad y con mantener un registro de seguridad impecable. Se conoció además que Wizz Air, la mayor aerolínea de low cost y de tarifas bajas en Europa Central y del Este anunció que cambia su procedimiento de seguridad en las cabinas de sus aviones.

Daniel de Carvalho, gerente de comunicaciones corporativas de la compañía señaló: «Wizz Air ha revisado sus procedimientos de seguridad en las cabinas de sus aviones y ha creado un nuevo método que garantice que en la cabina nunca se quede una única persona. Si uno de los pilotos sale de ella, se reemplazará por un miembro de la tripulación de cabina. Este ya ha sido avalado por las Autoridades de Aviación Civil húngaras.» Wizz Air opera con una flota de 54 aviones Airbus A320 desde 19 bases a más de 350 rutas, conectando 106 destinos en 37 países. Vuela en España desde Madrid, Barcelona, Girona, Zaragoza, Málaga, Alicante, Valencia y Palma de Mallorca a distintas ciudades de Hungría, Bulgaria, Rumania, Polonia, Ucrania, República Checa y Lituania. Cuenta con un equipo de más de 2.200 profesionales de la aviación, quienes se esmeran en ofrecer un servicio superior y tarifas muy bajas que hacen de Wizz Air la opción preferida por más de 13,9 millones de pasajeros en 2014.

Lufthansa pagará 50.000 euros por cada pasajero La compañía aérea alemana Lufthansa informó que pagará 50 000 euros por cada pasajero a los familiares de las víctimas del vuelo 4U 9525 de su filial Germanwings. Un portavoz de Germanwimgs dijo que estos pagos, que son una ayuda financiera inmediata, no afectarán a las reclamaciones que realicen las familias a las compañías aseguradoras.

Tanto Lufthansa como Germanwings están «en contacto directo con los familiares y esta ayuda financiera se producirá de una forma directa, no burocrática y lo más fácil posible», agregó la fuente. También señaló que «la familias padecen ahora suficiente dolor y no deben tener dificultades financieras». La compañía alemana Allianz aseguró el vuelo 4U 9525, a través de Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), que es la aseguradora principal a todo riesgo y de responsabilidad civil de Germanwings y del vuelo que cubría la ruta Barcelona-Dússeldorf.

Como es habitual en los seguros de aviación, AGCS asume la cobertura de forma conjunta con más aseguradoras.

Fuente: http://www.caribbeannewsdigital.com/noticia/la-presencia-siempre-de-dos-personas-en-cabina-primera-reaccion-al-desastre-aereo-de-germanw


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here