La temporada en España

0
66

(Aeronoticias) El espectáculo denominado The Maestros se presentó  en la madrileña Plaza de Vistalegre, y sirvió para que para que Morante de la Puebla y El Juli embelesaran a quienes tuvieron la suerte de verlos. Se puede resumir en dos faenas y dos orejas para el de Puebla del Río, que dio una lección de arte sublime en su cierre del año y  una faena sin premio para El Juli que mostró todo su poderío en faena de mano baja pero que no remató con la espada. Por su parte otro gran artista,  Finito de Córdoba también dejó su aroma artístico en detalles de toreo puro en el toro que abrió la tarde.

Morante asombró a Vistalegre en el quinto toro, un Zalduendo de poca fuerza, con el que el sevillano estuvo inmenso cuajando una faena de toreo muy profundo, que calaron en los tendidos. Toreo lento con pases que parecían eternos para rematar con media estocada que bastó para acabar con el toro y para rendir a la afición que vibraba en los tendidos. Se le concedió una oreja que sumada a la del segundo de la tarde le hicieron acreedor a la salida por la Puerta Grande.

El Juli fue ovacionado en sus dos faenas, especialmente en la realizada en el sexto de la tarde. Grande y variado con el capote deleitó con la faena de muleta en una obra de mano baja, de muletazos largos y templados especialmente en los realizados al natural. Lamentablemente la espada le jugó una mala pasada pero quedó para el recuerdo lo visto en la arena de Carabanchel.

Finito dio inicio a The Maestros sacándose el toro a los medios con verónicas de mucho arte, pero el ejemplar de Garcigrande que abrió la tarde llegó justo a la muleta en la que destacaron varias tandas de derechazos y trincherazos de mucha clase. Se apagó pronto el toro y todo quedó en silencio, al igual que el cuarto toro que fue el más flojo del encierro.

Nuevo triunfo del peruano Andrés Roca Rey.- Gran triunfo de Andrés Roca Rey cortando las dos orejas a un novillo de El Jaral de la Mira en el prestigioso certamen de novilladas Racimo de Oro de Cadalso de los Vidrios (Madrid). El novillero peruano desorejó al tercero de la tarde, primero de su lote, tras una gran faena en la que fue volteado y dejó constancia de su capacidad y buen concepto del toreo, así como su imparable progresión y evolución, sorprendiendo a los aficionados madrileños, que premiaron su labor con el doble trofeo. Frente al sexto, más parado y de menos juego que el tercero, Roca Rey demostró su capacidad y buen gusto nuevamente, aunque el fallo con el acero le dejó sin premio de orejas quedando todo en una ovación. De esta forma, el prometedor novillero peruano cosecha un nuevo triunfo importante en una plaza de relevancia dentro del circuito español de novilladas.


 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here