Pilotos de EC725 Super Cougar de la Fuerza Aérea Brasileña realizaron maniobras de SAR nocturno con NVG

0
31

(Aeronoticias).- La misión tuvo lugar en la bahía de Guajará, en Belém (Porto Alegre), y marcó una nueva demostración de la capacidad operativa de los helicópteros EC 725 Super Cougar (denominación local «H-36») .

Con esto la Fuerza Aérea de Brasil obtuvo la certificación de Airbus y está listo para llevar a cabo las actividades de rescate en cualquier momento del día o de la noche.

El Caracal tiene autonomía para realizar actividades como esta a una distancia de hasta 300 km de la costa.

La importancia de este tipo de aeronaves en esta misión es no sólo su autonomía, sino también la presencia de equipo especializado en tareas de Búsqueda y Rescate como ser un gancho lateral para desplegar una canasta de recolección de personas o un dispositivo de joystick que permite una mayor precisión y estabilidad al piloto para mantener a la aeronave en la posición donde la víctima se encuentra.

A pesar de la experiencia del equipo de rescate en el agua durante el día, varios factores tuvieron que adaptarse para la actividad nocturna. Uno de los principales cambios se refiere a la altura del helicóptero en el agua para el levantamiento de las víctimas, que tuvo que ser mayor debido al uso del GNV.

«Si el avión está por debajo de un cierto punto, el rotor de un helicóptero puede generar un «spray» de agua que dificulta la visión de los pilotos y la tripulación con las gafas NVG, poniendo en peligro la ejecución de la actividad», dice el sargento Marcelo Rodrigues da Silva. Otra adaptación adoptada fue la colocación de barras fluorescentes llamadas Cyalume en lugares estratégicos a lo largo de la aeronave para facilitar la orientación de los equipos.

Fuente: Aviación en Noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here