Sanders bajo fuego: líder de la candidatura demócrata criticado por elogiar a la Cuba de Fidel Castro

0
217

(Aeronoticias).- Los comentarios sobre Cuba del senador Bernie Sanders, quien lleva por ahora la delantera en las primarias demócratas de cara a las elecciones presidenciales de 2020, le han valido críticas más agrias en políticos de su propio partido que en el lado republicano, sobre todo en Florida. El exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, que, según una encuesta de la semana pasada, es el único demócrata que vencería a Trump en Florida si las elecciones fueran ahora, ha reprendido indirectamente a Sanders por sus palabras sobre Cuba.

El copresidente de la campaña nacional de Bloomberg, el exalcalde de Miami Manny Díaz, dijo este lunes que «como cubano que huyó del régimen asesino de Castro e hijo de un preso político que pasó años en las cárceles» de Cuba, está «asqueado» por los comentarios del senador por Vermont.

Díaz señaló que «la realidad (en Cuba) es muy diferente de cómo la pinta Sanders» y aseveró que “el comunismo de Castro destruyó la sociedad cubana y esa destrucción se ha extendido en América Latina a Venezuela y Nicaragua». «No podemos permitir que esa destrucción llegue a la Casa Blanca», dijo el copresidente de la campaña de Bloomberg.

LAS PALABRAS DE LA POLÉMICA

Las palabras que tanta polvareda han levantado las pronunció Sanders en una entrevista con el periodista de CNN Anderson Cooper cuando le preguntó por sus simpatías de juventud hacia los sandinistas en Nicaragua y la revolución en Cuba. «Somos muy opuestos a la naturaleza autoritaria de Cuba pero, usted sabe, es injusto decir simplemente que todo está mal. Cuando Fidel Castro llegó al poder, ¿sabe lo que hizo? Un programa de alfabetización masiva. ¿Es eso malo por más que haya sido Castro el que lo hizo?», afirmó el senador de 78 años.

Sanders, que propugna un socialismo democrático, ha ganado en dos de los tres estados donde se han celebrado hasta ahora primarias para elegir al candidato demócrata a la Casa Blanca. Cuando Anderson le dijo que hay muchos opositores detenidos en Cuba, Sanders respondió que es cierto y que lo condena y preciso que, al contrario que Donald Trump, no cree que el líder norcoreano Kim Jong sea un «buen amigo» ni le escribe «cartas de amor». Tampoco el presidente ruso, Vladimir Putin, es amigo mio, agregó.

En este contexto, el senador por Vermont ha vuelto a abordar el programa de alfabetización en cuestión y ha precisado que «en ese momento, había mucha gente en Cuba analfabeta» «Formó la brigada de alfabetización. (Castro) salió y ayudaron a la gente a aprender a leer y escribir. Creo que enseñarles a leer y escribir es algo bueno», ha insistido.

«He sido extremadamente coherente y crítico con todos los regímenes autoritarios de todo el mundo, incluida Cuba, incluida Nicaragua, Arabia Saudí, China y Rusia. Creo en la democracia, no en el autoritarismo», ha continuado en una intervención en la cadena de televisión CNN. Asimismo, Sanders también ha rechazado las críticas que han surgido tras sus palabras en la Cámara de Representantes estadounidense y las ha calificado de «motivadas políticamente». «La verdad es la verdad, y eso es lo que sucedió en los primeros años del Gobierno de Castro», ha concluido.

LOS DEMÓCRATAS DE FLORIDA RESPONDEN A SANDERS

La congresista demócrata Donna Shalala, candidata a la reelección por un distrito de Miami de mayoría de población cubana, dijo, por su parte, que “los comentarios del senador Sanders sobre el régimen castrista son absurdos, mal informados e inaceptables». La también demócrata Debbie Mucarsel-Powell, que busca revalidar su puesto en la Cámara de Representantes por un distrito del sur de Florida, ha censurado a Sanders por haber dicho en una entrevista que no todo lo que ha hecho el castrismo desde que en 1959 tomó el poder en Cuba es «malo».

«Como la primera suramericana que integra el Congreso y que representa orgullosamente a miles de cubano-estadounidenses, encuentro los comentarios del senador Sanders sobre la Cuba de Castro absolutamente inaceptables», escribió en Twitter Debbie Mucarsel-Powell, nacida en Ecuador. Shalala fue más allá e instó a Sanders a reunirse con los «muchos exiliados de la isla que ahora viven en el sur de Florida. Espero que después de reunirse con ellos, reconocerá que el régimen autoritario de Castro y otros regímenes similares en América Latina son instrumentos del mal y no son dignos de sus elogios». Tanto Shalala como Mucarsel-Powell son muy críticas con el Gobierno de Cuba y con el de Venezuela.

En una declaración en la que no menciona a Sanders, la presidenta del Partido Demócrata de Florida, Terrie Rizzo, reafirmó que ella y sus correligionarios en este estado «condenan a los dictadores que han destruido las democracias de todo el mundo» y se solidarizan con «las miles de personas que han huido de dictaduras violentas en Cuba, Venezuela y Nicaragua».

«Los candidatos deben comprender las historias de nuestras comunidades inmigrantes», dijo Rizzo.

UN MARCO RUBIO MODERADO

Del lado republicano, el senador por Florida Marco Rubio criticó que Sanders haya alabado los «logros» del régimen castrista y dijo que está equivocado cuando señala que el pueblo cubano no ha derrocado a ese régimen por la educación de los niños y la salud.La realidad, dijo Rubio, es que no lo ha hecho «porque sus oponentes son detenidos, asesinados o exiliados».

Florida, cuyos votantes no tienen un patrón de voto fijo y lo mismo puede inclinarse por los demócratas que por los republicanos, es un estado clave en las elecciones presidenciales, porque aporta un importante número de votos en el Colegio Electoral, que es donde al final se decide quién es el ganador. (EFE y Europa Press).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here