Somos lo que comemos: El legado de la Dra. Kousmine

0
101

(Aeronoticias).- En agosto de 1992, a los 88 años de edad, partió en Suiza la Dra. Catherine Kousmine sin que ninguna publicación médica oficial hiciera eco de su partida. Tampoco durante su larga carrera dedicada a la investigación y tratamiento de enfermedades degenerativas, encontró el interés que merecía. Como una más de tantos científicos que han tenido la valentía de cuestionarse los conocimientos adquiridos, ella laboró  sin apoyo ni subvenciones.

Fueron sus éxitos clínicos con enfermos graves los que le proporcionaron un prestigio creciente. Hoy en día existe la «Association Médicale Kousmine Internationale», con sede en Dijon, cuya finalidad es la de seguir y publicar sus investigaciones.

En los años 40  relata en su libro “Salve su Cuerpo” como el índice de cánceres aumentaba. Instaló un laboratorio en su cocina y estudió ratas con cáncer durante 17 años. Como no podía alimentar a las ratas con comprimidos alimenticios ya que eran muy caros empezó  a alimentarlos con  trigo y arroz integral, zanahorias crudas y levadura de cerveza. Su sorpresa fue observar como la proporción de tumores descendió al 50%. Concluyó así que la causa eran los alimentos crudos y naturales los que disminuyeron de forma tan importante el índice de tumores.

La Doctora Kousmine afirmaba que el cambio de mentalidad pasará por los enfermos, no por los médicos. La esencia de su mensaje es que cada uno de nosotros es el directo responsable de su salud. Su concepto hipocrático de «somos lo que comemos» y «no hay enfermedades degenerativas sin intoxicación crónica del intestino» dio forma a su método, basado en 4 pilares la alimentación sana, la limpieza intestinal,  la alcalinización de la orina y la suplementación con vitaminas y minerales.

El resultado de poner en práctica este método es que a los pocos meses aumenta el potencial de salud y bienestar.

LA CONTAMINACION ELECTROMAGNETICA

Son las radiaciones electromagnéticas generadas por los cables de alta tensión y las emisiones de las ondas utilizadas en la telefonía móvil. Los ciudadanos de las grandes urbes viven como en un horno de microondas, aunque éstas no los cocinen como a los alimentos que allí se calientan. Cada día hay más avisos de la potencial peligrosidad de las radiaciones electromagnéticas generadas en nuestra desarrollada sociedad. Recomendaciones como no guardes el teléfono móvil en un bolsillo próximo al pecho, o en el cinturón, cerca del hígado, los riñones, los testículos o la matriz, porque la radiación de microondas puede romper los cromosomas donde quiera que estén son los consejos del doctor Neil Cherry de la Universidad Lincoln, de Nueva Zelanda. Aunque no hay estudios concluyentes, algunos investigadores como Henry Lai de la Universidad de Washington mantienen que las microondas de la telefonía móvil rompen la estructura de los cromosomas.

En cualquier caso, todo dependería de la potencia del aparato, del tiempo de uso y de la proximidad del mismo al cuerpo. En vista del revuelo internacional que hay sobre la presunta peligrosidad de las microondas generadas por los teléfonos móviles y las antenas repetidoras que han crecido como hongos en las ciudades, algunos países están tomando medidas como medida de precaución. En Nueva Zelanda, las antenas repetidoras deben guardar 500 metros de distancia de los colegios. En Australia, seis municipios han adoptado una medida similar. En Toronto se propone una distancia mínima de 200 metros. En 39 estados de EEUU, hay serias limitaciones a la instalación de antenas repetidoras. En Suiza, la legislación blinda a los ciudadanos frente a la radiación electromagnética.

LA MARAVILLOSA SABILA

Investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de Baylor, demostraron que el Aloe o sábila destruye las caries que causan las picaduras de los dientes. En la Universidad de Minessota demostraron que aplicando aloe fresco en la superficie de una quemadura se incrementaba la regeneración de las células en un 50%. Millones de personas en todo el mundo consumen el Aloe por ayudar a su cuerpo a que tenga un mejor funcionamiento tanto nutricional como biológico.

Desde siglos, el Aloe Vera o sábila ha sido utilizada extensamente entre muchas culturas a causa de su eficacia en el tratamiento de las quemaduras, la cura de heridas, el dolor, incluyendo la soriasis que cuando se utiliza con regularidad, reduce la costra y la picazón, mejorando la apariencia. Según las tradiciones numerosas, Cleopatra atribuyó su encanto irresistible y su belleza a su uso. El autor del famoso Herbario Griego, Dioscorides, preparó un informe detallado sobre sus aplicaciones en heridas, vendajes, insomnio, estreñimiento, hemorroides, picazón, dolor de la cabeza, pérdida de pelo, enfermedades de la boca y de la encía, enfermedades del riñón, cuidado de la piel ampollada, la quemadura del sol, manchas, etc.

TE DE JAZMÍN: UN TRANQUILIZANTE NATURAL

El té de jazmín es uno de los tés más famosos de China, es originario de Fujian, con mas de 700 años de historia. Jazmín es el té verde imbuido con el delicado aroma de las flores en capullo del jazmín. Es recomendable para mujeres y niños. Si Usted disfruta del té de jazmín, este es perfecto para ocasiones especiales, se convierte en una taza de dulce fragancia con matices delicados de jazmín es recomendable tomar té de jazmín para calmar la ansiedad, relajar el cuerpo, animar la mente, ayuda con problemas del pulmón y las vías respiratorias, y con la respiración en general. También contribuye a mejorar el apetito, y al estómago en caso de indigestión. En tiempos fríos ayuda a mantener el cuerpo caliente, y en tiempos de calor ayuda a eliminar líquidos y de este modo bajar la temperatura corporal y evitar mareos por el calor. Dentro de la gastronomía china ocupa un lugar importante por su  utilización como bebida ideal para la digestión.

Medicinalmente es un excelente relajante y su infusión permite una mejor calidad del sueño.

Somos lo que comemos: El legado de la Dra. Kousmine

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here