AL REDUCIR 10% LOS COSTOS DE TRANSPORTE REGIONAL AUMENTARA EN 20% COMERCIO DE BIENES DICE BID

0
18

 

De acuerdo a la investigación llevada a cabo por el BID, una disminución del 10 por ciento en los costos de transporte en la región podría incrementar en más de 20 por ciento el número de diferentes bienes que se venden entre sí los distintos países.

Productos manufacturados de Brasil, Chile, Ecuador, Perú y Uruguay los más beneficiados

Productos manufacturados de Brasil, Chile, Ecuador, Perú y Uruguay serían los más beneficiados por una reducción en los costos de transporte, mientras que las exportaciones de minerales y metales podría representar los más altos incrementos en Argentina, Colombia y Paraguay.

 

Además de ello, los exportadores serían capaces de mantener una porción significativa de sus ganancias, que hoy es transferida para solventar los costos de una industria ineficiente del transporte, permitiéndoles invertir en la expansión y en medidas para aumentar la productividad.

En Brasil, por ejemplo, el costo de la distribución de la semilla de soya absorbe el 79 por ciento del precio fijado por los productores.

La exploración mineral y de productos agrícolas base del crecimiento de las exportaciones en América Latina

 

Uno de los factores más importantes en el crecimiento de las exportaciones de América Latina es la exploración mineral y los productos agrícolas, y en ambos sectores, el sistema de transporte desempeña un papel fundamental. La región, que es la mayor exportadora mundial de minerales ferrosos y de jugo de naranja, y el productor más grande de cobre y plata, tiene costos de transporte muy altos, en comparación con los países desarrollados.
 
La región gasta casi dos veces más que Estados Unidos para importar sus bienes  de acuerdo al estudio, que analizó los datos provenientes de las economías de siete países latinoamericanos. Argentina gasta 22 por ciento más que Estados Unidos para importar sus bienes, Chile dos veces más que Estados Unidos y Paraguay, más de cuatro veces.
 

 

 

América Latina y el Caribe pagan tasas 70% más altas por costos de transporte marítimo

Las exportaciones de los países de América Latina y el Caribe hacia los Estados Unidos pagan por costos de transporte marítimo tasas 70 por ciento más altas que aquellas que se pagan por el mismo concepto en Holanda, un país mundialmente reconocido por la eficiencia de sus puertos.

Las tendencias recientes en los precios del transporte también han llegado a ser un motivo de preocupación, sugiere el estudio. Los costos del transporte aéreo se han incrementado en la región mucho más rápido que en China y el resto del mundo.

Las tarifas de transporte en 2006 fueron 36 por ciento más altas para la región del Caribe, por ejemplo, en comparación con las tarifas de 1995. En comparación, China mantuvo sus costos por debajo del índice de 1995, a pesar del incremento en los precios del petróleo. Los costos del transporte marítimo presentan un cuadro menos problemático, aproximándose de los precios mundiales.

 

Razones de los altos costos marítimo y aéreos
 
 

La mayor parte de las diferencias en los costos marítimos y aéreos puede ser explicada por las materias primas “pesadas” que la región exporta, porque tienden a costar relativamente más que el transporte de los bienes manufacturados.

Para compensar, los investigadores compararon los costos de transporte entre las distintas regiones, a partir de productos semejantes.

Cerca del 40 por ciento en la diferencia de los precios de transporte que paga la región en su conjunto, en comparación con Estados Unidos y Europa, puede ser explicada por la eficiencia de los puertos marítimos y los aeropuertos.

El nivel de competitividad entre las distintas compañías de transporte y el escaso volumen de importaciones de la región también ayudan a explicar los altos costos del transporte marítimo. Una conclusión semejante puede arrojar el estudio de los costos aéreos de transporte.

 

 

 Los costos de transporte de las importaciones de la región pueden disminuir cerca del 20 por ciento si América Latina mejorara la eficiencia de sus puertos hasta equiparar los niveles alcanzados por Estados Unidos, indica el estudio. De mismo modo, el aumento de la competencia entre las compañías de transporte, llegando hasta los mismos niveles actuales de Estados Unidos, puede ayudar a reducir los costos del transporte hasta en un cuatro por ciento.

“La distancia desempeña un papel de menor importancia a la hora de analizar y explicar los costos del transporte en la región”, dice Mesquita. “La buena noticia es que el mejoramiento de la infraestructura está al alcance de los hacedores de políticas”.


Gobiernos pueden mejorar la calidad de sus instalaciones

 

Los gobiernos pueden incrementar la eficiencia portuaria mejorando la calidad de sus instalaciones y apoyando actividades como el remolque, la asistencia a los remolcadores y el manejo de mercaderías. Las autoridades también pueden expandir la transparencia de sus procedimientos, mejorar la exactitud de sus sistemas de información y de tráfico de naves, a través de una licitación, con el objeto de reducir costos. Pero sobre todo, los gobiernos pueden reducir las restricciones legales, como la obligación de contar con licencias especiales para operar servicios de estibadores.


Transporte aéreo y complejos acuerdos aéreos bilaterales

 

En la industria del transporte aéreo, América Latina todavía depende de complejos acuerdos aéreos bilaterales que con frecuencia limitan la competencia en las rutas internacionales, protegiendo a operadores ineficientes y trasladando sus altos costos a los usuarios finales, sostiene el estudio.

La región también podría beneficiarse de la disminución de las tarifas arancelarias de importación, especialmente en los países que conforman el cono sur. Menores tasas arancelarias incrementarían el volumen de las importaciones (y eventualmente incluso a las exportaciones) y podría provocar una reducción en los precios del transporte.

Sobre todo, menores aranceles significaría que los costos de transporte podrían compensar un precio final más alto de los productos, permitiendo así que los productores y consumidores se vuelvan más conscientes de su importancia y que los operadores de  transporte se sientan menos inclinados a incrementar sus precios.

Sin una mejora significativa en el transporte, una mayor presencia de América Latina y el Caribe en los mercados mundiales seguirá siendo un objetivo difícil de alcanzar, concluye el estudio.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here