Austria inicia guerra al ‘low cost’: prohibirá volar por menos de 40 euros

0
27

Austria está aprovechando la crisis del coronavirus para limitar los vuelos de corto radio y declarar la guerra al bajo coste.

El gobierno dirigido por Sebastian Kurz, que ya ha llegado a un acuerdo con Lufthansa para rescatar a la filial Austrian Airlines, anunció el lunes una serie de medidas para reducir el uso del avión en la región y acabar con los billetes “demasiado baratos”.

En concreto, el Ejecutivo ha señalado que prohibirá vender los billetes de avión “por debajo de las tarifas y los costes legalmente prescritos” lo que significa que “no habrá más tickets por debajo de los 40 euros”, aseguró la ministra de Medio Ambiente Leonore Gewessler en una rueda de prensa. En este punto, el gobierno austriaco no tiene en cuenta que los costes operativos de las compañías son distintos y que, por ejemplo, Ryanair los tiene mucho más bajos que Austrian Airlines.

La medida, que busca que las compañías no “ganen dinero a costa de los trabajadores y el medio ambiente”, limita así la capacidad de las aerolíneas de la región de estimular la demanda con ofertar y amenaza el bajo coste al acabar con los billetes de 10 o 20 euros. En Europa no hay experiencias de países que fijen precios mínimos a los billetes en los últimos años. Lo único que los Gobiernos hacen a fecha de hoy es marcar tarifas máximas y para ello deben decretar la ruta como obligación de servicio público y pedir permiso a la UE.

Aunque el líneas generales la medida no ha gustado en el sector, que está en contra de cualquier límite que se ponga y distorsione el mercado, el consejero delegado de Lufthansa, Carstens Sphor, ha aplaudido la medida.

“Es bueno poner fin a cosas que simplemente no tienen sentido, como los billetes que son demasiado baratos”, dijo primer espada tras sellar el rescate de 450 millones de la filial austriaca. “No tiene sentido ecológica o económicamente. A ese respecto, me imagino implementando estas medidas en otros lugares europeos”, concluyó en una declaraciones recogidas por Bloomber y Forbes.

En este punto, cabe recordar que a mediados del año pasado Ryanair acusó a Lufthansa de vender los billetes por debajo de coste y forzar una guerra de precios que le obligó a rebajas las tarifas para llenar los aviones e impactó en sus resultados. “A Lufthansa se le permitió comprar Air Berlin y está vendiendo este exceso de capacidad a precios por debajo del costo”, señaló la compañía.

Las otras dos medidas promovidas por el Ejecutivo austriaco están encaminadas a primar el uso del tren en los trayectos de menos de 350 kilómetros de distancia para reducir las emisiones de CO2 y elevar los precios de los billetes para que sean menos atractivos.

Así, en lugar aplicar una tasa de 3,5 euros a los billetes de corto radio, de 7,5 euros a los media distancia y de 17,5 euros a los de largo radio, el Gobierno ha decidido fijar una única tasa de 12 euros para todos los billetes y aprobar un cargo extra de 30 euros para los vuelos de menos de 350 kilómetros. Con el tiempo se irán ajustando estas tasas en función de las emisiones y el ruido que emitan los aviones.

La última iniciativa sigue los pasos del gobierno francés, que va a obligar a Air France a reducir su red de vuelos regionales como parte de las condiciones del rescate. Así, Austrian Airlines tendrá que dejar de operar rutas de corto radio. El rescate de la aerolínea incluye una inyección de 150 millones de euros y un préstamo garantizado de 300 millones que si la compañía no es capaz de devolver dará derecho al Ejecutivo a convertir la deuda en capital y pasar a ser accionista.

En cuanto a la prohibición de los vuelos de corto radio, desde ALA recuerdan que todas las rutas de menos de 500 kilómetro generan el 5% de las emisiones de CO2 por lo que la medida no sirve para solucionar el problema del cambio climático.

Fuente: El Economista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here