BILL CLINTON: REGRESA A LOS ESTADOS UNIDOS CON LAS PERIODISTAS INDULTADAS POR KIM JONG-IL

0
58

Con un comunicado público, las familias de las dos periodistas que estuvieron cinco meses detenidas en Corea del norte expresaron que se encuentran «muy felices» por la noticia, y que «ya cuentan los minutos y los segundos que faltan para tener a Laura y Euna en nuestros brazos».

Es así como, el ex presidente de los Estado Unidos, Bill Clinton, ha recuperado un papel estelar en la vida pública del país al conseguir con su viaje a Pyongyang la liberación de Laura Ling, y Euna Lee, las dos periodistas estadounidenses que habían sido condenadas a 12 años de trabajos forzados por entrar ilegalmente en el país.

BILL CLINTON: REGRESA A LOS ESTADOS UNIDOS CON LAS PERIODISTAS INDULTADAS POR KIM JONG-IL

En su comunicado, las familias agradecen al presidente Obama y a la secrearia de Estado su trabajo por la liberación de las dos chicas, y muy especialmente a Bill Clinton: «Queremos agradecer especialmente al presidente Bill Clinton por llevar a cabo una difícil misión, y al vicepresidente Al Gore por sus infatigables esfuerzos por traer a Laura y Euna a casa».

Ling, de 32 años, y Lee, de 36, trabajan para la televisión Current TV, propiedad del vicepresidente Al Gore, y fueron condenadas a 12 años de trabajos forzados por «realizar actos hostiles» contra la Corea del Norte, y según los expertos, si el presidente norcoreano King Jong-Il no les hubiera concedido el indulto, lo más probable es que hubieran fallecido antes de cumplir su condena, pues las condiciones de las cárceles norcoreanas son durísimas.

Según mencionaron varias agencias de noticias, las dos jóvenes se encuentran muy aliviadas por su excarcelación, y están en buen estado de salud. Consciente de su valor como monedas de cambio, el régimen las mantuvo en lo que llama «casas de huéspedes», y no en una prisión, desde donde pudieron realizar llamadas a sus familias, por otro lado según las agencias de noticias surocoreanas, en estos momentos, Clinton y las dos periodistas se encontrarían volando hacia Los Ángeles, y si bien de momento, la Casa Blanca no ofreció ninguna reacción oficial, en línea con la cautelosa actitud que ha mantenido durante toda la crisis.

De hecho, cuando se supo del viaje sorpresa de Bill Clinton, el portavoz de la Casa Blanca, describió la visita del ex presidente como «una misión privada», y no como un enviado del gobierno norteamericano, que ha roto todo contacto con las autoridades norcoreanas a causa de la actitud desafiante que mantiene sobre su programa nuclear.

La única que reaccionó fue la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, esposa de Bill, que se mostró «aliviada» tras conocer la liberación de las dos periodistas. «Hablé con mi marido en el avión y todo ha ido bien. Estamos muy entusiasmados», dijo Clinton.

Sin embargo, esta no es precisamente la visión que ha ofrecido la agencia oficial de noticias norcoreana, que ha informado que Clinton era portador de un mensaje de Obama a King Jong-Il «expresando su profunda gratitud por este [indulto] y la visión de las formas en las que pueden mejorar las relaciones entre ambos países».

En un mensaje de consumo interno, la agencia de noticias explicó que «Clinton expresó sus sinceras disculpas a King Jong-Il por los actos hostiles cometidos por las dos periodistas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here