Boeing prevé beneficios a largo plazo en la quiebra de American Airlines

0
61

(Aeronoticias).- El presidente de la división de aviación comercial de Boeing, Jim Albaugh, consideró ayer que tanto American Airlines como sus proveedores fabricantes de aviones van a beneficiarse de la declaración de suspensión de pagos que el martes presentó la matriz de la aerolínea AMR. «Tengo verdadera confianza en la empresa que saldrá después de este proceso de reorganización, que será mejor y más competitiva.

Si ellos ganan más dinero, a la larga comprarán más aviones», afirmó Albaugh en una entrevista con Bloomberg. «A largo plazo, es bueno para ellos y para nosotros», afirmó el presidente. El grupo AMR, matriz de American Airlines y American Eagle, se acogió el martes al capítulo 11 de la ley estadounidense de bancarrota forzada por la presión de los costes laborales de su compañía, la inestabilidad del entorno económico y sectorial y el encarecimiento del combustible.

Aliviar deuda

La compañía nunca se había acogido a esta posibilidad, que permite a la empresa reestructurar sus costes y aliviar deuda protegido frente al posible acoso de los acreedores o a huelgas de los trabajadores. «Todos nuestros competidores han pasado por este proceso y han conseguido volverse más eficientes», afirmaban el martes desde AMR. De hecho, el anterior consejero delegado, Gerard Arpey, llevaba muy a gala no haberse acogido nunca al capítulo 11, si bien en 2003 estuvieron a punto.

Esquivaron el proceso gracias a duros recortes laborales, lo que hace reticentes a los trabajadores ante el proceso actual. Ayer la aerolínea anunció que planea deshacerse de contratos de arrendamiento de 24 aviones y motores. Se trata de los más antiguos de su flota, lo que le permitirá, según la firma, «acelerar la renovación», ya que tiene una serie de nuevos aviones pedidos. Indicó que alquiló su equipamiento, la mayor parte de aviones McDonnel Douglas DC9, cuando se preveía «una mayor demanda de tráfico aéreo».

Sin embargo, «con la crisis económica actual estos aviones y motores tienen poco o ningún valor en el mercado». Una decisión pensada desde agosto De acuerdo con las fuentes consultadas por la agencia de información económica Bloomberg, los ejecutivos de American Airlines empezaron a considerar la suspensión de pagos en agosto y el consejo de administración secundó esta opinión el pasado mes de octubre.

Aun así, hasta el 28 de noviembre no votaron a favor de la declaración, en una reunión en Nueva York. Aunque Gerard Arpey declinó la oferta de mantenerse en su puesto de presidente y consejero delegado tras la declaración, «apoya la decisión de la compañía», aseguró ayer el nuevo presidente Horton. Fuente: www.cincodias.com

Boeing prevé beneficios a largo plazo en la quiebra de American Airlines

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here