Cuidemos Puémape, revaloremos y promovamos su patrimonio natural y cultural

0
187
La playa Puémape se ubica norte del Perú, Dpto. de La Libertad, a la altura del Km. 656 de la carretera Panamericana Norte.
 
Caleta Puémac: Inmediatamente al norte de la Punta Arcana, llamada también Puémac, se halla la caleta que lleva este último nombre. Como está poco abrigada se experimenta una marejada un poco molesta”.
 
Cuidemos Puémape, revaloremos y promovamos su patrimonio natural y cultural
 
Punta Arcana o Puémac: Esta punta es la que defiende, aunque muy imperfectamente, la caleta anterior. Es poco saliente,  y se halla a 12º y medio de la Punta Malabrigo”

Puémape es una caleta que tiene una gran significación en el proceso histórico cultural del litoral peruano y que, por tanto,  nos compromete a una mejor relación e intervención en la perspectiva de conservar y promover su valor natural y socio-cultural.

Desde el punto de vista geográfico natural, Puémape es un hecho que combina la acción de sus dos principales componentes: la masa continental o de tierra, expresada en la Punta Arcana; y el mar, que al entrar en la tierra forma la pequeña ensenada. El resultado es un sitio con una buena y singular calidad ecológico-paisajística.

 
Su significación histórica está vinculada a que la caleta ha sido hábitat de grupos humanos que han aprovechado el potencial de recursos de que dispone a través de sus prácticas tradicionales de: pesca, recolección de mariscos, extracción de conchales, etc. Según el Arqueólogo Carlos Elera, entre el Pre Cerámico III y IV (8,000 y 6,000 AdC), los antiguos pobladores habrían dado inicio a lo que se considera una de las primeras expresiones del proceso cultural en el litoral peruano. Los restos encontrados en el Cerro Puémape son testimonio de estos hechos y, en el Museo de la Nación el proceso histórico de desarrollo cultural peruano se inicia con la presentación de la Zona Arqueológica Puémape.
 
No se ha prestado la debida atención, algunos lo pueden haber visto, con razón, como la caleta de “los Guaylupo y los Palma”, familias naturales del lugar; otros simplemente como el “balneario” de la temporada  de verano, el lugar para “la pesca con anzuelo”, “mariscar” , “correr ola” , etc.; y otros como el sitio de “la recolección de conchuela”  etc, formas diferentes de percibir y valorar nuestros lugares. Pero sucede que muy pocos han reparado en su importancia ecológica y socio-cultural y en que, una de esas actividades, “la extracción de conchuela” viene ocasionando efectos negativos en su calidad ambiental y paisajística, poniendo en riesgo las múltiples funciones que cumple.

Los bancos de conchales depositados a orilla de playa vienen siendo objeto de explotación desde hace varias décadas atrás; el recurso “conchuela” en un volumen aproximado de 1.5 T.M. es extraído diariamente por tres o cinco personas vinculados a un empresario y tiene como destino las granjas avícolas y las obras de construcción de viviendas para el escarchado de techos (Fotog. 3). Todo esto estaría bien: recursos-trabajo-ingresos; pero lo que sucede es que esta actividad por la forma en que se práctica, sin mayor criterio técnico, adecuación ambiental y respeto a los derechos de las personas viene siendo el principal factor de aceleración de la erosión de la ribera marítima, de la degradación del ambiente litoral y de la baja calidad del paisaje en el sector de explotación. Hasta hoy aproximadamente 500 mt de franja litoral viene siendo impactada negativamente, cinco viviendas y la loza deportiva han cedido a los efectos de la erosión y los peñascos han perdido su cubierta de algas y desaparecen las “tasas naturales de agua marina” para pasar a ser depósitos de residuos plásticos, latas y restos de polietileno con que se embolsa la conchuela.

 
Son bienvenidas las actividades que ponen en valor nuestras potencialidades naturales, si ellas se adecùan a las características ecológicas e impactan mínimamente a la vida humana y silvestre. Corresponde a las autoridades corregir la situación de deterioro que presenta la caleta de Puémape: evaluar la condición del denuncio (es exploración o explotación?), solicitar el estudio de impacto ambiental, regular y controlar la explotación. Nosotros, la sociedad civil, debemos dejar de ser observadores pasivos para, organizados, adoptar un nuevo rol de actores con conciencia histórica y responsabilidad ambiental.

Aeronoticias considera que se tiene que cuidar Puémape, revalorar y promover su patrimonio natural y cultural para que siga siendo la caleta de aquellas familias que veranean cada año; para que sea la residencia, el balneario, para que en sus peñascos vuelvan a formarse las “tasas” y crezca el “mococho”, para  pescar con caballito y anzuelo,  aquel mar con las olas grandes para los tablistas; y que sus conchales se exploten con prudencia y den beneficios a las familias para que permitan mejorar los servicios del lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here