DESAPARICIÓN DE GLACIARES DE ALASKA PROVOCARIAN TERREMOTOS EN ESA ZONA

0
50

La desaparición de glaciares de Alaska provocarían terremotos en esa zona, según la NASA sugieren que los terremotos ocurren con mayor frecuencia mientras que los glaciares derriten y desaparecen. Las imágenes superiores, basadas en datos de satélites, representan una zona de glaciares en Alaska meridional y todos los terremotos de magnitud dos o superior que han ocurrido allí desde 1993. El tamaño del anillo alrededor de cada terremoto representa su magnitud relativa. La primera imagen fue tomada en 1993, la segunda en 1997 y la tercera en 2003.

El estudio examinó la probabilidad de la actividad creciente de los terremotos en Alaska meridional como resultado de la desaparición de los glaciares. Mientras que los glaciares se derriten, aligeran la carga en la corteza de tierra. Las placas tectónicas, que son pedazos móviles de la corteza de tierra, pueden entonces moverse más libremente. 

GLACIAR1

Cuando las grandes masas de hielo se retiran, el número de terremotos se incrementa. Hace más de 10.000 años al final de la edad de hielo, grandes terremotos acontecieron en Escandinavia cuando los grandes glaciares comenzaron a derretirse.

Los glaciares del SE de Alaska son muy sensibles a cambio climático y muchos glaciares se han reducido o desaparecido en los últimos 100 años. La tendencia parece acelerarse debido al aumento de temperatura y a los cambios de la forma e intensidad de la precipitación.

En el SE de Alaska la placa tectónica bajo el océano Pacífico empuja hacia la costa y crea nuevas montañas. Las altas montañas y la precipitación son críticas para la formación de los glaciares. La colisión de las placas crea fuertes tensiones y presiones que finalmente se liberan de forma súbita en terremotos.

El peso de un glaciar grande encima de estas áreas activas de terremotos puede ayudar a mantener las cosas estables. Pero, como los glaciares se derriten y la carga sobre la placa disminuye, hay una mayor probabilidad de que ocurra un terremoto al liberar la tensión que hay debajo. Los investigadores creen que el terremoto de 1979 en Alaska meridional, llamado el terremoto de San Elías, fue promovido por la perdida de los glaciares en el área. El terremoto alcanzó una magnitud de 7.2 en la escala de Richter. «En el futuro, en áreas como las de Alaska en donde ocurren terremotos y en donde los glaciares están cambiando, esta relación debe ser considerada para determinar mejor el peligro de terremotos y los datos, basados en satélites, están permitiendo seguir los cambios en grado y el volumen del hielo y del movimiento de la tierra», afirmaron los investigadores implicados en este proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here