Detenido en Surquillo es supuesto militante de grupo terrorista libanés Hezbolá

0
52

(Aeronoticias).- Muhammad Amadar llegó por primera vez el 3 de noviembre del 2013 y se casó en Yurimaguas con la peruana nacionalizada estadounidense Carmen Carrión Vela. Retornó a Lima el 8 de julio de este año, y la policía antiterrorista, al revisar los desperdicios que arrojaba de su vivienda en la calle Santa Rosa, detectó presencia de residuos de TNT.

Ni bien llegó a Lima en la tarde del martes 8 de julio, Muhammad Amadar, nacido en el Líbano, según su pasaporte, agentes de la División de Terrorismo Internacional comenzaron a vigilar al presunto integrante de la organización Hezbolá. Amadar provenía de Sao Paulo, Brasil.

Ese mismo día, su esposa peruana, nacionalizada estadounidense, Carmen Carrión Vela, arribó también al aeropuerto internacional Jorge Chávez, pero procedente de Miami. La pareja se encontró en el terminal aéreo.

Los policías aguardaban la llegada de Amadar luego que la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) recibiera un alerta del Mossad, la agencia de inteligencia israelí.

El mensaje advertía del ingreso de un integrante del Hezbolá, cuyo brazo armado es considerado por Estados Unidos, Argentina, Perú, la Unión Europea y otros países como una organización terrorista financiada por Irán. Se atribuye al Hezbolá pretender instalar un régimen islámico en Líbano.

Por este motivo, Muhammad Amadar fue retenido unas horas por agentes de la Dirección de Migraciones del aeropuerto.

De acuerdo con fuentes de la policía antiterrorista, Muhammad Amadar y su mujer se hospedaron en el hotel “Día y Noche”, en el cruce de la cuadra tres de la avenida Angamos y la primera cuadra de la calle Tacna. Se quedaron hasta el 19 de julio.

Al día siguiente, 20 de julio, el libanés y su cónyuge alquilaron el segundo piso de la calle Santa Rosa N° 920, a unos pasos del Mercado Número Dos del distrito de Surquillo.

SOSPECHA INMEDIATA

Desde que arribó a la capital Amadar se dedicaba a cultivar sus músculos en un gimnasio cercano, “Geovbanni Gym”, en el segundo piso de la calle Dante Nº 1064, lo que llamó la atención de los efectivos de inteligencia que entonces decidieron aplicar un sistema de vigilancia más riguroso.

Los agentes comenzaron a revisar los desperdicios que lanzaban los esposos a la calle. Cuando los laboratorios de la División de Criminalística analizaron los residuos, detectaron restos de TNT, por lo que la policía sospechaba que Amadar preparaba explosivos presumiblemente para cometer atentados terroristas.

Al efectuar una investigación del movimiento migratorio de Muhammad Amadar, la Dircote detectó que el libanés, nacido en 1986, había llegado por primera vez al Perú el 3 de noviembre del 2013 en condición de turista.

Pocos días después, el 15 de noviembre, Amadar se casó con Carmen Carrión Vela, en Yurimaguas, provincia de Alto Amazonas (Loreto). Luego, partieron hacia Estados Unidos.

Según el DNI de Carmen Carrión Vela, que obtuvo el 9 de diciembre del 2013, ella consignó como dirección 5014 Heritage LN Ocean Springs, en Orlando, en el estado de Florida.

Carmen Carrión dejó el país el 9 de octubre y dejó solo a su esposo Muhammad Amadar.

De acuerdo con el Ministerio del Interior, ante la sospecha de presuntas actividades terroristas, el Tercer Juzgado Penal Especializado en Crimen Organizado ordenó la captura de Muhammad Amadar.

“La detención obedece al propósito de determinar su identidad y nacionalidad, el motivo de su presencia y las posibles actividades ilícitas”, informó el Ministerio del Interior.

“Las investigaciones preliminares ejecutadas por agentes de inteligencia de la Policía Nacional dan cuenta de indicios sobre manipulación de material explosivo de uso exclusivo militar por dicho ciudadano libanés en el inmueble en el que fue intervenido”, afirmó el despacho de Córpac.

En el último reporte del Departamento de Estado sobre las Actividades Terroristas en el mundo llama la atención la intensa actividad de Hezbolá y sus intentos de expandir sus operaciones en otros países. Al brazo armado del Hezbolá se le atribuyen numerosos atentados terroristas en Líbano.

Que Muhammad Amadar llegase a Perú desde Sao Paulo, Brasil, acentuó las sospechas de la Policía Antiterrorista porque según estudios sobre la actividad terrorista del Hezbolá, y de reportes antiterroristas estadounidenses, se ha detectado la presencia de militantes de dicha agrupación en la llamada Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay.

“Simpatizantes en América del Sur y en el Caribe siguen financiando y apoyando ideológicamente a este (Hezbolá) y otros grupos terroristas del Oriente Medio y Asia del sur. La triple frontera de Argentina, Brasil y Paraguay se mantiene como un importante nexo regional de armamento, drogas y tráfico de personas; falsificadores; artefactos pirateados: y lavado de dinero; convirtiéndose en potenciales fuentes de financiamiento de organizaciones terroristas”, señala el informe del Departamento de Estado norteamericano. La presencia en Perú de Muhammad Amadar, en consecuencia, no sería una coincidencia.

CLAVES

Responsable. La operación de seguimiento, vigilancia y detención de Muhammad Amadar la hizo un equipo de la Dircote dirigido por el coronel PNP Pedro Jiménez Ramírez.

Investigación. Las autoridades tienen un plazo de 15 días para establecer si existen evidencias o no contra el libanés Muhammad Adamar. Si es así, la fiscal Wendy Calero Espino procederá a abrir investigación y eventualmente denunciar al sospechoso.

Acusado. El gobierno de Argentina atribuye al brazo armado de Hezbolá los ataques terroristas contra la embajada de Israel, en Buenos Aires, el 17 de marzo de 1992, que causó 29 víctimas.

 

Fuente: La República

Foto: La República

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here