ESTABLECIERON CAUSAS DE ACCIDENTE DE GOL

0
4
Según voceros de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), las investigaciones con motivo de esclarecer las causas del siniestro del Boeing de la brasilera Gol, que se estrelló en la selva amazónica en el 2006, al chocar con un Legacy de bandera Estadounidense, dejando un saldo de 154 muertos, concluyeron sosteniendo que el siniestro fue provocado por errores cometidos, tanto por los pilotos de la avioneta, como por los controladores de vuelo.

El informe de las investigaciones, que será divulgado en su totalidad la próxima semana, revela que la principal causa del accidente fue que los pilotos estadounidenses apagaron sin querer el "transponder", aparato que acciona en forma automática un sistema antichoque, minutos después de haber sobrevolado Brasilia y minutos antes de colisionar con el Boeing de la brasilera Gol.

Además, esta investigación permitió descubrir que el equipamiento permaneció inactivo por 58 minutos, tiempo en el que sucedió la tragedia, y que fue puesto nuevamente en posición correcta tres minutos después de la colisión. Los pilotos estadounidenses no conocían a fondo el avión que estaban pilotando, ni las normas de vuelo vigentes en Brasil, que se ajustan a las de la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO, por sus siglas en inglés).

Los pilotos, señalan las FAB, se rigieron por los procedimientos de la Agencia Federal de Aviación, vigente en Estados Unidos, que difiere levemente con las normas de la ICAO al establecer el momento preciso y las circunstancias en que los pilotos deben resolver mantener o no la hoja de ruta original. Sin embargo, la aeronáutica señala que el error de los pilotos norteamericanos fue el punto central de una larga serie de errores de los cuales también son responsables los controladores de vuelo que trabajaban aquel 29 de setiembre de 2006, cuando ocurrió la segunda peor tragedia de la aviación civil brasileña. La primera fue la ocurrida un año después con un avión de TAM, que se estrelló en el aeropuerto de Sao Paulo matando a 199 personas.

Basándose en los datos arrojados por las cajas negras de ambas aeronaves, el informe muestra que el controlador encargado de vigilar al Legacy en su punto de partida, Sao José dos Campos, les dijo a los pilotos que debían continuar volando hasta su destino, Manaos, a 37.000 pies de altitud, sin especificar que cuando sobrevolaran Brasilia debían bajar a 36.000 pies, y volver a subir más adelante.

Sin la instrucción correcta, y pese a que la hoja de ruta especificaba el cambio de altitud, los pilotos continuaron viajando a 37.000 pies y con el transponder apagado, lo que provocó la fatal colisión de frente y en pleno vuelo con el Boeing, que viajaba en sentido contrario. Por otra parte, los controladores de vuelo de Brasilia y Manaos tampoco se dieron cuenta de que el Legacy pasó por sus respectivas áreas de cobertura a una altitud equivocada y con el transponder desconectado.

La investigación llevada adelante por las FAB tiene como objetivo establecer los factores y las causas que contribuyeron para que se produjera la tragedia, y así evitar que ocurran nuevos accidentes bajo circunstancias similares.

Entre las nuevas orientaciones que surgen a partir del análisis de la tragedia con el Boeing de Gol, se destaca la necesidad de que sea perfeccionado el funcionamiento del transponder, ya que se constató que se pueden confundir fácilmente datos provenientes del sistema de radio del avión con los de ese aparato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here