Fuerza Aérea de Chile habría incurrido en responsabilidad internacional en accidente aéreo

0
10

(Aeronoticias) La Fuerza Aérea de Chile FACH habría violado los derechos humanos de los pasajeros fallecidos en razon a que las aeronaves de Estado son las utilizadas en servicios militares y de esta forma el Convenio sobre Aviación Civil Internacional de Chicago de 1944 no le es aplicable ya que este instrumento internacional que obliga a Chile  establece que este se aplica a los vuelos de las aeronaves civiles y no a las de Estado, sostuvo el jurista Julian Palacín Fernández del Estudio Jurídico Palacin de Lima Perú http://www.estudiojuridicopalacin.com, quien es presidente de la Comisión Consultiva de Derecho Aeronáutico, del Espacio y de la Aviación Comercial del Colegio de Abogados de Lima y presidente de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial CIJEDAE.

El avión CASA 212 de la FACH sufrió el día viernes «un accidente mayor de fatales consecuencias», a tenor de lo dispuesto por el anexo 13 sobre accidentes de aviación al Convenio de Chicago de 1944.

En las primeras horas de la mañana había sido encontrado por pescadores el primer cadáver, perteneciente a una mujer, que se encontraba flotando en las aguas. «Estamos encontrando muchos restos en la superficie, pero hay que identificarlos por personal especializado» de la Fuerza Aérea de Chile (FACH), dijo el jefe naval Cristián de la Maza.

El primer cuerpo fue encontrado a las 07:20 horas, unas 13 horas después que se perdiera contacto con el avión de la FACH tras intentar en dos ocasiones un fallido aterrizaje en el aeródromo del archipiélago, de difíciles condiciones para operar.

De la Maza explicó que «la profundidad en el área es de 60 a 100 metros, lo que impide la labor de los buzos, por lo que se requiere una labor de salvataje mayor… Hemos encontrado más restos del fuselaje».

El cuerpo sin vida de la mujer fue encontrado por un isleño en la zona de Isla Vinilo, hasta donde habría sido arrastrado por las corrientes, explicó De la Maza.

El general Larraechea, secretario general de la FACH, había informado que temprano el sábado se captaron las primeras señales de un localizador electrónico, pero aún se desconoce si corresponde al avión o a un aparato de los botes que participan en el rescate.

El localizador «permite triangular con algún grado de certeza» la ubicación del aparato, explicó a la prensa Larraechea en el Grupo 10 de la FACH, donde se centralizaron las operaciones de rescate.

En el avión viajaban 21 personas, entre ellas el animador de televisión Felipe Camiroaga, quien encabezada un equipo de cinco profesionales de la televisión estatal. Otros de los pasajeros eran dos funcionarias del Consejo Nacional de las Artes y la Cultura, dos funcionarios de la oficina de comunicaciones de la FACH, seis tripulantes y seis voluntarios de la Fundación Levantemos Chile, dedicada a labores de reconstrucción tras el terremoto que asoló el centro-sur chileno en febrero de 2010. En el grupo había seis mujeres, incluida la piloto.

Camiroaga, de 44 años, es uno de los más populares y queridos animadores de la televisión local. Es el principal conductor del programa matinal de TVN «Buenos Días a Todos», anima el estelar «Animal Nocturno» y fue coanimador del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar en 2009 y 2010.

Es conocido como «El halcón de Chicureo» porque cría esas aves en su pequeña hacienda de Chicureo, una localidad agrícola 40 kilómetros al norte de Santiago.

El equipo televisivo había viajado al archipiélago para realizar una nota sobre las tareas de reconstrucción que allí realiza la Fundación Levantemos Chile, cuyo líder, el empresario Felipe Cubillos, está entre los desaparecidos. Cubillos es cuñado del ministro de Defensa, Andrés Allamand.

El poblado de la isla Juan Fernández fue arrasado por el tsunami que el año pasado siguió al terremoto. Camiroaga y Cubillos participaban activamente en las tareas de reconstrucción.

Las aeronaves de Estado categoría militar son las que estan autorizadas para realizar actividades estrictamente de fines castrenses o militares y este vuelo era civil porque transportaba pasajeros civiles y su finalidad era civil, sostuvo el especialista en Derecho Aéreo, Julian Palacín Fernández.

De esta forma, la aeronave y los pilotos no cumplían con los instrumentos internacionales y el propio código aeronáutico chileno, es decir operar con aeronaves certificadas por la DGAC chilena y demás requisitos  que cumplen las aeronaves civiles que transportan pasajeros civiles autorizadas a realizar actividades de aeronáutica civil en Chile y transportar por ende pasajeros civiles, agregó.

Dijo que al utilizar una aeronave militar no certificada y sin permiso de la Dirección de Aeronáutica Civil de Chile transportando pasajeros civiles se esta operando al margen y en contra del convenio de aviacion civil internacional y del codigo aeronautico de chile violandose los derechos constitucionales de las personas transportadas ya que los aviones militares estan destinados a actividades militares y si quieren realizar acctividades de aeronáutica civil tienen que cumplir con los instrumentos internacionales vigentes y con el código aeronáutico chileno y sus reglamentos.

Palacín desde Perú, expresó sus condolencias a los herederos de las víctimas de este trágico accidente de aviación y dijo en exclusiva para Aeronoticias que por el respeto a la memoria de quienes han viajada al más allá, se tiene que esclarecer jurídicamente las responsabilidades y que en todo caso se aconseja un arbitraje internacional para llegar a la verdad, ya que los Estados tienen que cumplir los instrumentos internacionales y el respeto a los derechos humanos de los pasajeros que en muchos casos es el mismo Estado es el que lo incumple, en este caso habrá que investigar, agregó.

El Dr. Julian Palacín Fernández ha escrito y publicado varios libros de Derecho Aéreo, uno de ellos trata de este tema «La OACI y la CLAC en el desarrollo del transporte aéreo en la región» en 650 páginas, publicado en 1994 en homenaje al cincuentenario de la Organización de la Aviación Civil Internacional OACI, cuyo prólogo lo hizo en ese entonces el mayor brigadier Renato Claudio Costa Pereira, director de Aeronáutica Civil de Brasil y presidente de la CLAC y luego secretario general de la OACI, este libro fue presentado en Lima por el entonces presidente de la OACI, Dr. Assad Kotaite.

Fuerza Aérea de Chile habría incurrido en responsabilidad internacional en accidente aéreo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here