Narco ‘La Barbie’ dice que él trabaja solo y no le gusta recibir órdenes

0
14
(Aeronoticias).-  El narcotraficante, Edgar Villareal Valdez, alias «La Barbie». Considerado uno de los delincuentes más sanguinarios de México, reveló en un interrogatorio que no le gustaba recibir órdenes de nadie y por eso eludía aliarse con otros carteles.
 
«Siempre he trabajado solo», indicó en un vídeo distribuido el martes por la Secretaría de Seguridad Pública y que registra el interrogatorio hecho al narcotraficante tras su detención. «No recibes ordenes de nadie», expresó sobre su preferencia.
 
 

Narco ‘La Barbie’ dice que él trabaja solo y no le gusta recibir órdenes
 
Valdez Villareal, de 37 años y nacionalidad estadounidense (a la que debe su apodo, toda vez que tiene ojos, tez y cabello claros), fue jefe de seguridad del capo Arturo Beltrán Leyva, fallecido líder del cartel que llevaba sus apellidos.
 
Tras la muerte de éste, se independizó y protagonizó una violenta lucha por el control de parte del territorio que pertenecía a los Beltrán Leyva.
 
Su nueva organización alcanzó a controlar el sureño estado de Guerrero -tras decenas de muertes- y tenía presencia en los de Morelos, Estado de México, Nuevo León, Tamaulipas, Quintana Roo y el Distrito Federal.
 
Según la información de que disponen las autoridades, Valdez Villareal se inició en la vida delictiva en Estados Unidos, donde fue detenido con 19 años.
 
Después, en la capital mexicana, conoció a Arturo Beltrán Leyva, entonces parte del cartel de Sinaloa, y sus líderes le encomendaron pelear la importante plaza fronteriza de Nuevo Laredo. «Al ‘Chapo’ lo conocí en una junta», declara en el vídeo.
 
Tras la ruptura de los Beltrán Leyva y Sinaloa, se quedó con los primeros, y tras la muerte de su jefe, en diciembre de 2009, se estableció por su cuenta y combatió a sangre y fuego a sus antiguos compañeros. Desde entonces, la Policía Federal le adjudica el trasiego de una tonelada de cocaína al mes.
 
«La Barbie» fue detenido ayer en un paraje cercano al parque natural de La Marquesa, contiguo al Distrito Federal, en compañía de seis personas, en un amplio operativo de la Policía Federal.
 
El narcotraficante pudo ser ubicado tras una larga operación de inteligencia que se prolongó catorce meses.
 
La desmedida violencia que desplegó en los últimos años lo hizo uno de los objetivos prioritarios del Gobierno, que ofrecía una recompensa cercana a los dos millones de dólares por su captura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here