PROYECTO NUCLEAR BRASILERO PARA TRATAMIENTO DE CANCER RECIBE RECONOCIMIENTO

0
2

El proyecto galardonado fue desarrollado por el Centro de  Tecnología de Radiaciones (CTR) del estatal Instituto de Pesquisas  Energéticas Nucleares (Ipen), informó hoy en su página en internet  este organismo vinculado al Ministerio de Ciencia y Tecnología de  Brasil, un proyecto que permitió el  desarrollo y la producción en Brasil de fuentes radiactivas para el  tratamiento del cáncer se adjudicó el principal premio concedido por  la sección latinoamericana de la American Nuclear Society.  

El premio Publicación del Año 2009 será entregado durante la  ceremonia de clausura del simposio anual de la entidad, previsto  para el próximo viernes en la sede de la Comisión Nacional de  Energía Atómica de Argentina (CNEA) en Buenos Aires.  
El proyecto permitió la producción en Brasil de hilos de iridio  192 y de semillas de yodo 125, dos fuentes radiactivas para  tratamientos de cáncer, el estudio fue de responsabilidad de los especialistas Maria  Elisa Rostelato, Paulo Rela, Carlos Zeituni, Anselmo Feher, José  Manzoli,Joao Moura, Eduardo Moura y Constancia Silva, investigadores  del Ipen.  
Según el Instituto, las dos fuentes radiactivas, colocadas a  corta distancia de un tumores, son capaces de emitir una irradiación  localizada que mejora la eficacia de la radioterapia ya que protege  la región periférica de las áreas afectadas.  
Los hilos de iridio fueron irradiados en el reactor nuclear para  investigaciones del Instituto y pueden ser usados para el  tratamiento de algunos tipos de cáncer de cuello, mama y tejidos  blandos, estas fuentes radiactivas son aplicadas en el paciente y  retiradas después de algunos días de la hospitalización.  
Las semillas de yodo son cápsulas de titanio de dimensiones  milimétricas que contienen en su interior un hilo de plata con yodo- 125 absorbido.  
Pueden ser usadas para el tratamiento de cáncer de próstata en  niveles iniciales.  El Ipen distribuía hasta ahora semillas de yodo importadas, pero, gracias a que domina una tecnología que pocos países tienen, ya  inició el proceso de implantación de un laboratorio para la  producción de las semillas irradiadas en el país.  
De acuerdo con el Ipen, el proyecto para el desarrollo de los  hilos de iridio contó con el apoyo de la Agencia Internacional de  Energía Atómica (AIEA) de las Naciones Unidas y el de las semillas  de yodo con  financiación de la Fundación de Apoyo a la Investigación en el  Estado de Sao Paulo (Fapesp).

Aeronoticias
considera que este premio se traduce como el reconocimiento a una revolución en la medica respecto  al tratamiento de una de las enfermedades que mas victimas ha cobrado en el mundo, y de la no existe un método certero de combate, el cáncer.
Por lo que vane la pena resaltar el trabajo científico que se viene haciendo en la búsqueda de una cura que proporcione posibilidades y esperanzas a tanta gente afectada,  para poder tener una vida sana y un futuro promisorio sin esta voraz enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here