Se le abre otro frente a Chile: Bolivia

0
95

(Aeronoticias).- Ante la inminente demanda (Evo Morales dijo que “estaba casi concluida”)  que hará Bolivia contra Chile en pos de romper la mediterraneidad que viene sufriendo desde hace más de un siglo a causa del arrebato de todo su litoral tras la guerra del Pacífico (1879), la cancillería chilena se está preparando para encarar este problema.

Sin embargo, hoy el jefe de la diplomacia chilena, Alfredo Moreno, declaró que “Chile no tiene problemas limítrofes con Bolivia”, aludiendo al Tratado de 1904 entre ambos países pero que Bolivia califica como “ilegítimo” debido a que fue impuesto por la fuerza y que, en todo caso, Chile jamás ha cumplido a cabalidad con ningún tratado con sus vecinos.

Moreno se ocupó del tema al dar cuenta sobre el balance anual  correspondiente al ministerio que le corresponde, es decir al de Relaciones Exteriores, donde también se refirió al caso peruano asegurando que los argumentos de Chile se basan  en “ la abrumadora práctica durante 60 años”, sin mostrar ningún tratado fehaciente, solo prácticas.

Mientras tanto Chile no pierde de vista los movimientos de Bolivia, movimientos que son monitoreados permanentemente por sus agentes diplomáticos.

Y también se desempolvan pactos y otros intentos realizados en el pasado  por parte de ambos gobiernos,  como  el pacto de 1950 donde participaron el embajador de Bolivia, Alberto García  Gutiérrez y el embajador chileno Horacio Walker Larraín.

En aquella época se planteó la creación de un corredor por el norte de Arica (que fue territorio peruano hasta antes de la Guerra del Pacífico), a cambio del cual Bolivia se comprometía a compensar a Chile  con aguas del Lago Titicaca (lago que Bolivia también comparte con el Perú. Este intento se diluyó.

Otra tentativa tiene sus antecedentes a la llamada Negociación de Charaña  en 1975, entre el dictador chileno Augusto Pinochet y el boliviano Hugo Banzer.

Finalmente cobra actualidad la Agenda de 13 Puntos que analizaron la ex presidenta chilena Michelle Bachelet y el mandatario boliviano, Evo Morales. Este último intento cobra fuerza ahora debido a que muy probablemente Michelle vuelva a ser elegida gobernante de Chile el próximo año tras las elecciones programadas en el calendario cívico de este país.

Aparte de la demanda por una salida al mar, Bolivia viene exigiendo a Chile debida compensación por  las aguas del río Chilala que nace en su territorio pero que Chile aprovecha gratuitamente negándose a pagar por su uso pese a reiterados reclamos del gobierno boliviano.

Se le abre otro frente a Chile: Bolivia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here