Toma nota y posiciona a tu pyme con estas tres estrategias clave

0
5

(Aeronoticias).- Si deseas convertirte tu pyme en un caso de éxito, es momento de diferenciarte de la competencia y definir una estrategia que te permita posicionar tu marca.

1. Líder en costos

Hay empresas que deciden enfrentarse a la competencia con una oferta de precios bajos, pero esta es una decisión que debe ser analizada con mucho cuidado, puesto que se trata de reducir costos, no los ingresos.

¿Por qué costos? Por que al reducir estos se podrá contar con un mayor margen para poder reducir los precios de venta sin afectar la rentabilidad del negocio.Para reducir costos puedes desarrollar economías de escala, usar tecnología propia, negociar con nuevos proveedores, realizar estudios de eficiencia laboral, entre otros.

Recuerda que los precios no se deben bajar en cualquier momento, sino que deberás hacerlo en un momento en que la demanda del público compense o supere los ingresos perdidos a raíz del menor precio de venta.

2. Diferenciación

Una estrategia adecuada para posicionarse en el mercado es a través de la diferenciación de la competencia. Esta estrategia es especialmente válida cuando se trata de productos que las personas adquieren sin mayor reacción a la variación en los precios, puesto que al ofrecer el nuevo producto se incurrirá en un incremento del precio de venta.

Con esta estrategia se debe ser muy cuidadoso, puesto que si los consumidores consideran que el producto básico es suficiente, podrían no presentarse interesados en el nuevo producto a pesar de la diferenciación. Por ello es importante estudiar cuidadosamente las necesidades y preferencias de los compradores potenciales, para evaluar si resultará rentable o no añadir una nueva característica al producto.

3. Especialización

Este tipo de estrategia consiste en producir productos y servicios que satisfagan las necesidades de grupos o nichos de consumidores.

Para que una estrategia de especialización tenga éxito, el segmento escogido debe ser lo suficientemente grande, o que tenga una buena perspectiva de crecimiento. Además, se debe tener precaución si ese segmento es importante para otros miembros de la industria, ya que de ser así, la competencia puede ser muy fuerte. Obviamente, si se ataca un segmento grande, o con buenas perspectivas de crecimiento, es difícil que la competencia no haya también fijado ese segmento como objetivo o que lo haga en un corto plazo.

 

Fuente: Plusempresarial

Foto: Plusempresarial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here