Una gigantesca tormenta de Arena cubre Kuwait

0
35
(Aeronoticias).- La tormenta, de varios cientos de metros de altura y un frente de decenas de kilómetros, convirtió el día en noche en unos minutos, avanza implacable cubriéndolo todo a su paso. En apenas unos minutos, el día se convirtió en una noche profunda en la que ya no era posible distinguir nada a solo unos metros. La ola de arena se formó en el sur de Irak y, avanzando a unos 80 km. por hora, barrió la mayor parte de Kuwait de norte a sur. Los vídeos hablan por sí solos de la magnitud de este raro y espectacular fenómeno meteorológico.
 
Una gigantesca tormenta de Arena cubre Kuwait 

Las autoridades no les dio tiempo de avisar a la población para que permaneciera en sus casas. La enorme tormenta de arena se formó a las cinco de la tarde y cruzó el país de parte a parte. 
Este fenómeno es muy poco frecuente y que muchos no habían visto nunca, los transeúntes gritaban «Esto es algo inaudito, es el fin del mundo», grita un asustado motorista, cámara en mano. El miedo se mezcla con la sorpresa a medida que la inmensa nube de arena se acerca.
Resulta impresionante ver cómo, en cuestión de minutos, una tarde soleada de marzo se convierte de pronto en una noche oscura y tenebrosa. 
Los comentarios que desde el fin de semana invaden internet hacen referencia a «Al Jahra» que, además de ser el nombre de una de las poblaciones afectadas, lo es también de una gran tormenta de arena predicha por Mahoma.
El fenómeno se produjo debido a una combinación de bajas presiones y fuertes vientos de más de 80 km/h. Debido a la tormenta, «todos los vuelos con destino al país fueron desviados a otros aeropuertos y se suspendieron todos los vuelos interiores», según reza un teletipo de la Agencia de Noticias de Kuwait (KUNA). 
Las autoridades avisaron de que la visibilidad quedaría reducida en todo el país a menos de 500 metros, y que en algunas zonas «no habría visibilidad en absoluto».
Aunque no se produjeron desgracias personales (el viernes es festivo en los países árabes), miles de personas se vieron sorprendidos por el «tsunami» de arena en centros de ocio y comerciales y, ante la imposibilidad de conducir, tuvieron que permanecer en ellos hasta que pasó la tormenta.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here