Gastón Acurio: el Perú es la sociedad más multicultural del planeta

0
143

(Aeronoticias) El chef Gastón Acurio asegura que en otra vida seguiría siendo cocinero pero que también buscaría otro equilibrio entre vida profesional y personal.

«Desde niño, todo lo que tenía relación con la cocina me emocionaba de forma distinta a todo lo demás», rememora Gastón desde su Lima natal a través de una conversación por correo electrónico.

Como un cuento, el cocinero recuerda su infancia, cuando iba a un restaurante con su familia «y todo se llenaba de luz y color» dentro de él: «me acuerdo de cada plato, cada instante, de cada detalle como otros se acordarán del primer amor de verano».

Habla con pasión de las visitas al mercado con su madre, cuando la conversación de ésta con la señora del puesto de verduras «era como música para los oídos»; confiesa alegre que prefería «mil veces» usar el dinero que le daban sus padres «en un pollo asado que en golosinas», y que su bicicleta «no conducía a la cancha de fútbol sino a la fonda de sanguches de jamón».

Con 40 restaurantes de comida peruana en 12 países diferentes, Acurio señala que la comida ha significado «una oportunidad para romper con una imagen errada de un Perú solo conocido por sus materias primas o por su fascinante patrimonio arqueológico».

«Es contarle al mundo que el Perú es la sociedad más multicultural del planeta, que en la cocina pudimos demostrarle al mundo lo que podemos hacer los seres humanos cuando celebramos nuestras diferencias sin temor y las convertimos en algo nuevo y único en donde todos se sienten representados».

Considera que, además, la cocina es un valor añadido para el turismo peruano, que sirve para promover los productos nacionales y «el talento peruano hacia el mundo», acercando «a los peruanos en un sentido de orgullo y seguridad en lo propio».

Solo cuestiona su amor a la cocina cuando habla de su vida personal, momento en el que reconoce que echa de menos «otro equilibrio» en su vida, porque «llega la familia y uno debe decidir qué es lo más importante». «El cocinero apasionado suele creer que primero es la cocina y luego la familia. No es así, primero es la familia y luego la cocina», dice.

Fuente: EFE


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here